ninos-hiper-estimulacion-4

La nueva infancia. Niños hiper-estimulados

niños hiper-estimulados jugando al ajedrez

En la sociedad de hoy en día ser niño consiste en estar estimulado y en acción constantemente ya que estar descansando o simplemente aburriéndose se considera improductivo.
Los niños viven con una estructura planificada en la que se ordenan sus rutinas de manera ininterrumpida durante doce horas de exigencia.
Existe una sobrecarga de actividades a las que el niño se ve sometido. Es normal encontrarnos a niños que aprenden idiomas, tienen clases de teatro  o practican algún deporte después del colegio.

Hay otras causas de la hiper-estimulación

La hiper-estimulación no solo va unida a la sobrecarga de actividades extraescolares.
Además existen otras causas que pueden provocar una sobre-estimulación:

El uso y abuso dniños hiper-estimulados con el ordenadore aparatos electrónicos

Hoy en día los niños crecen y se desarrollan en la normalidad de una época tecnológica. Muchos padres ven estos aparatos como “tranquilizadores” de sus hijos, pero sin querer pueden convertirse en una herramienta negativa para su aprendizaje. Los dispositivos proporcionan acceso a cualquier tipo de información y de manera muy rápida. Esto puede generar ansiedad y estrés en el niño.

Realización de actividades que no son propias de su etapa de desarrollo.

Los padres, llenos de la mejor intención, buscan actividades que preparen a sus hijos de la manera más adecuadas para enfrentarse a la vida. El problema es que cada vez se quiere empezar antes como por ejemplo la lectura. Que hagan bien este tipo de actividades hace que los adultos les insistan más de lo debido y generarles ansiedad.

Las consecuencias de la hiper-estimulación

Sobre-estimular a los niños pone de manifiesto algunas consecuencias negativas como por ejemplo:

Querer que el niño aprenda antes de tiempo

Aprender una tarea cuando el cerebro del niño aún no está preparado genera un bloqueo emocional y modificaciones en la memoria con lo que se provoca un peor aprendizaje de nuevos contenidos durante toda la vida.

Si no se aburre no hay creatividad

niño aburrido y cansadoRealizar actividades continuamente significa no tener tiempo libre. Y es ese tiempo libre, el no tener nada que hacer lo necesario para que la mente se ponga en marcha hacia los creativo.

Niños inconformistas

El niño piensa en lo que tiene o lo que necesita hacer después de la actividad que realiza en ese momento. Se registra una falta  de conexión con el aquí y ahora que no le hace disfrutar al cien por cien de lo que hace.

Falta de tiempo para ellos mismos

El estar ocupado todo el día con actividades no le deja tiempo para pensar en sus cosas, reflexionar o conocerse a sí mismo.

Bajos niveles de tolerancia a la frustración

La continua acción hace que sus niveles de tolerancia hacia la frustración sean más bajos. Cuando tiene que estar esperando algo  porque el contexto lo demanda sus niveles de ansiedad aumentan ya que no sabe lo que significa estar “parado”. El niño se vuelve impaciente y le genera malestar. De ahí la frase: “ los niños de hoy en día lo quieren todo para ahora”.

Cómo se puede evitar la hiper-estimulación

Los padres han de poner en marcha algunas estrategias para que los hijos no lleguen a sufrir las consecuencias de una sobre-estimulación. Para ello:

Disfrutar de tiempo libre

niño jugando en la calleDejar espacio para que el niño encuentre sus motivaciones. Se pueda aburrir o pueda poner en funcionamiento su imaginación para que aparezca la creatividad.

Dar la posibilidad al niño de elegir y tener algún control sobre su vida

Ayudar al niño a elegir las actividades que quieren hacer si los pequeños están indecisos, pero que no las realicen por obligación y sin motivación propia.

Dar cariño

Para el niño, es fundamental sentir el cariño de sus padres  y saber que puede confiar en ellos. Si existe una buena comunicación familiar, será más sencillo para el niño contar sus problemas, si los tuviese.

Controlar el uso de dispositivos tecnológicos

Los padres han de poner límites en el uso de este tipo de aparatos ya que gracias a ellos los niños pueden acceder a gran cantidad de estímulos de manera desproporcionada. Los padres puede proponer actividades alternativas y saludables para la socialización como ir al parque a jugar con otros niños.

Autor: BorjaAutor Quicios

Licenciado en Psicología con especialidad en Educación por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo. Autor y fundador del blog dehijosypadres.

2 thoughts on “La nueva infancia. Niños hiper-estimulados

  1. muchas gracias por todo lo que enseñan es muy útil para los padres , estoy muy interesada en seguir leyendo sus articulos y aplicarlo con mi hijo y familia .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.