perro triste por estar solo en casa

Solo en casa

perro triste por estar solo en casa

Hoy vamos hacer un ejercicio: cierra los ojos e imagínate en un espacio cualquiera, encerrado, quizás con unos sofás y algunos muebles más, una botella de agua, y ya. Estás solo, y no, no puedes hablar con tus amigos, y tu familia no está. ¿Internet, libros o móvil? Tampoco. No tienes nada que hacer, y es ahí donde yo quiero llegar. La espera se hace larga, y además, en ocasiones escuchas ruidos muy altos que llegan a asustarte. Repite este escenario en tu vida día tras día. Bien, ahora ya sabes lo que le puede pasar por la cabeza a tu perro cuando está solo en casa.

Para un perro todo eso es anti natural, por ello, es comprensible que muchos desarrollen patologías a raíz del confinamiento, además, a muy temprana edad, el ladrido de los cachorros actúa como localizador para su madre, es normal que ladren al estar separados de su manada.

¿Y por qué se “portan mal” cuando están solos?perro ha roto un mueble

Muchas veces el aburrimiento les llevará a destrozar, mordisquear o escarbar en sitios inadecuados o a ladrar excesivamente, además, perros con problemas de ansiedad o estrés tienden a desarrollar estereotipias y presentar comportamientos compulsivos como perseguir su propia cola, dar vueltas, rascarse hasta hacerse daño o hacer pis una y otra vez.

Si el dueño llega a casa y le regaña, la ansiedad generada por su ausencia empeorará.

¿Y qué puedes hacer para ayudarle a estar a solas?

Acostúmbrale poco a poco a estar solo, en cortos periodos de tiempo, por ejemplo mientras te duchas.

  • Cámbiale de habitación en sus turnos de comida (que sepa que cosas positivas le ocurren aunque tú no estés).
  • Haz mucha estimulación mental, usando juguetes resistentes rellenos de comida, cuerdas para perros o huesos (también puedes esconder su comida por la casa para que así esté más tranquilo y ocupado).
  • Si tus vecinos se han quejado de ladridos mientras no estás y el perro tiene acceso visual a la calle, necesitarás una barrera para ayudar a estar tranquilo y evitar que estímulos externos le alteren.
  • Los masajes relajan y tratan problemas de comportamiento ¡pruébalos!; Cuando salgas pon música (si es clásica, mejor que mejor) para enmascarar los sonidos exteriores y hacerle sentirse más seguro y relajado dentro de casa.
  • Salir de excursión con el perro disminuirá sus nivel de estrés y estará más fuerte psicológicamente.
  • Antes de que te vayas de casa, dale un buen paseo “enriquecido”: que él pueda decidir hacia dónde quiere ir, cuánto tiempo quiere estar olisqueando y que “sea perro”.

Recuerda que un ambiente doméstico apropiado le ayudará a tener estabilidad emocional, evita gritos y discusiones a su alrededor y dedica tiempo a su educación.

 

 

Autora de La niña que sabía de perrosSumara Marletta
Experta en Comportamiento Canino y Rehabilitación
www.consultoriacanina.com

Por Sumara Marletta, psicóloga canina, madre de Miriam y de Natalia. Autora de “La niña que sabía de perros” y “Miriam educa a su cachorro”
Para saber más sobre educación canina visite www.consultoricacanina.com
La niña que sabía de perros, el cuento infantil que enseña a los niños a entender y comunicarse con su perro.
Miriam educa a su cachorro, enseñan a los niños cómo educar a su mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.