los signos ayudan a los niños con necesidades especiales

¿Pueden los signos ayudar a niños con necesidades especiales?

Hay 93 millones de niños y niñas en el mundo que tienen algún tipo de discapacidad y aproximadamente el 90% de ellos no asisten a la escuela por unas u otras razones, (este problema se agrava en los países pobres).

Los que sí lo hacen suelen tener menos posibilidades de finalizar sus estudios y en demasiadas ocasiones la población infantil con Necesidades Educativas Especiales (NEE) es la gran olvidada a la hora de reclamar el derecho a la educación.

La Campaña Mundial por la Educación (CME), reivindica de forma internacional el derecho de los niños y niñas a recibir una educación de calidad, sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, y cada año organiza en el mes de abril la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) en la que más de una centena de países se movilizan para llamar la atención de la comunidad educativa, de los medios de comunicación, de la sociedad en general y especialmente, de los representantes políticos sobre la necesidad de hacer real y efectivo el derecho a una educación de calidad para todos los niños del mundo.

los signos ayudan a los niños con necesidades especiales
Vídeo de la campaña de 2013: “Sumemos capacidades. Por el derecho a una educación inclusiva”

 

Además, desde 1992, las Naciones Unidas acordaron el 3 de diciembre para celebrar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, con miras a fomentar una mayor integración en la sociedad.

La educación es clave, y cuantas mayores herramientas podamos ofrecer a los niños desde su infancia mayores posibilidades les estaremos dando.

Hace poco hablamos en el blog de lo útiles que pueden llegar a ser los signos en las escuelas infantiles, sobre todo cuando los niños son pequeños y aún no han desarrollado el habla.

Generalmente, cuando pensamos en el uso de las lenguas de signos, nos imaginamos que sus usuarios son personas con discapacidades relacionadas con el lenguaje y la audición, pero de igual modo que no se suele conocer mucho todo lo que nos puede ayudar en la temprana infancia a través de baby signing lo mismo sucede con niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE), los signos son una herramienta fantástica, ¡y además siempre los “llevamos encima”!

los signos ayudan a los niños con necesidades especiales

Para un niño con necesidades especiales, la vida puede presentar más retos. Padres y profesionales que trabajan con estos niños conocen la frustración que a menudo sienten debido a la dificultad para hacerse entender en el día a día. Niños con trastornos del espectro autista, síndrome de Down, apraxia, dificultades del habla, parálisis cerebral…, pueden obtener grandes mejoras en su calidad de vida al usar los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) con sus padres y cuidadores.

En realidad, cualquier niño que esté aprendiendo a hablar puede beneficiarse de la comunicación gestual, pero en el caso de niños con necesidades especiales es aún más evidente cómo los signos pueden mejorar su capacidad lingüística y por tanto evitar muchas frustraciones en su día a día.

Los gestos son una fantástica forma de construir un vocabulario funcional que ayude en la comunicación y reduzca la frustración. Cada vez está más extendido su uso como sistema aumentativo de la comunicación en otros ámbitos fuera de la comunidad no oyente. Además, la comunicación gestual puede utilizarse en cualquier sitio y a cualquier hora y no se necesita nada más que las manos, a diferencia de otros sistemas bimodales como los pictogramas.

¿Cuáles son las ventajas?

Según el estudio de Sundberg y Partington de 1998, signar está especialmente recomendado en niños con necesidades especiales, porque:

  • Adquieren mayor capacidad comunicativa.
  • Los signos pueden mejorar el lenguaje receptivo, y signar requiere de movimientos que pueden incitar al habla y en su caso al desarrollo del lenguaje.
  • Signar es más fácil que hablar, y además no requiere herramientas adicionales como podrían ser los pictogramas y tampoco tener ningún requisito previo.
  • Crea un entorno de aprendizaje tranquilo.
  • Se reducen los comportamientos negativos o inapropiados.
  • Aumenta la autoestima y la autoconfianza del niño (un aspecto especialmente importante en el Síndrome de Down).
  • Promueve el contacto visual (interesante en los casos de autismo).
  • Facilita la socialización y relaciones con otros.
  • Aporta un valor añadido a la comunicación oral cuando ésta no es del todo clara o no es completa por la dificultad a la hora de pronunciar palabras o construir frases.
  • Aumenta la autonomía y facilita la futura integración en el mundo laboral cuando llegue a la edad adulta.

¿Cómo ayuda la comunicación gestual?

Hay numerosas situaciones en que el lenguaje de señas puede ser un gran aliado tanto para los niños como para los padres, cuidadores o maestros.

  • Durante las rutinas diarias: levantarse de la cama, asearse, vestirse, desayunar…
  • Para explicarle al niño lo que va a suceder a continuación y así evitar momentos complicados. Por ejemplo, ir al baño, comer, jugar, salir a la calle…
  • para que el niño pueda comunicar sus necesidades y deseos a sus progenitores o cuidadores: comer, beber, más, jugar, música, descansar, dormir…
  • para indicar enfermedad o dolor.
  • Aprender expresiones de cortesía: por favor, gracias, perdón…
  • Expresar conceptos aprendidos que incluso pueden ser más abstractos como los colores, las formas o los números.
  • Reducir la frustración por falta de comunicación
  • Facilitar la comunicación con el resto de miembros de la familia, maestros o compañeros y mejorar las relaciones sociales.

Muchos de los niños con necesidades especiales tienen dificultades con el habla y el lenguaje, así como las habilidades sociales.

Utilizar con ellos los signos tiene resultados extraordinarios, porque los gestos promueven el contacto visual, les ofrecen una alternativa de comunicación y reducen sus frustraciones, los lloros, la agresividad y el posible daño auto-inflingido.

Además, el uso de signos estimula partes del cerebro que no se usan con el habla y refuerza el desarrollo de las habilidades motoras finas.

Los signos pueden utilizarse para enfatizar algunas palabras o para clarificar significados, evitando de este modo posibles conflictos debidos a malentendidos.

Y lo más importante de todo, los signos facilitan la comunicación con otros niños y adultos, lo que redunda en más oportunidades para desarrollarse a nivel social.

 

¿Conocías todos estos beneficios de la comunicación gestual?
Esperamos que os haya gustado el artículo, ¡os leemos en los comentarios!

 

Miriam Escacena
http://www.comunicacionconbebes.com

Miriam EscacenaMiriam es fundadora de la asociación de crianza “Entre Nubes”, Educadora de Masaje Infantil por la organización internacional IAIM, instructora de lengua de signos para bebés, instructora de porteo, formadora de La Pedagogía Blanca, Guía Montessori de Comunidad Infantil y autora del libro “Comunicación con Bebés: el Arte de ComunicArte sin Palabras”.
La puedes encontrar en:
http://www.comunicacionconbebes.com/
https://www.facebook.com/Comunicacionconbebes
https://twitter.com/milunitayyo
Y si lo deseas también te puedes suscribir a su blog aquí:
http://www.comunicacionconbebes.com/regalos-infancia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.