Familia en coche

Voy a tener un hijo ¿Qué coche me compro?

Familia en coche

Con el paso del tiempo la oferta de automóviles se ha disparado y la variedad a la que podemos acceder es asombrosa. Y es que cada modelo de coche está pensado para cubrir una serie de necesidades y unos perfiles diferenciados. Las circunstancias cambian cuando una persona va evolucionando a otras fases del período vital. En el momento en que pasamos de ser solteros e independientes a tener una familia, aparecen nuevas prioridades y cambian nuestras preferencias.

Si vas a ser padre o tu familia va a crecer, seguramente te estés planteando la posibilidad de renovar tu coche. Hoy te explicaremos qué opciones son las más apropiadas para saciar las necesidades de una familia.

 

El espacio

La cuestión del espacio suele preocuparnos como padres a la hora de acceder a un nuevo vehículo. Generalmente, la opción más solicitada es la de un monovolumen. Sin embargo, es muy recomendable que tratemos de encontrar un monovolumen compacto.

A no ser, que se trate de una familia muy numerosa y que requiere seis o siete plazas, un monovolumen compacto es la mejor alternativa porque generalmente suele tener una capacidad de carga alta y mucha modularidad lo cual es importante en caso de que la familia se vaya ampliando con el paso de los años. A este respecto también debemos tener en cuenta la cuestión de garantizar la seguridad de nuestros hijos al viajar en nuestro vehículo.

Una buena opción es contar con un modelo que cuente con tres plazas traseras con asientos individuales. Es importante que los asientos sean individuales, porque de otro modo las sillas de viaje de los más pequeños no cabrán en la parte trasera. De modo que si contamos con tres hijos que necesitan usar este tipo de sillas debemos tener en cuenta la disposición de los asientos y plazas.

También deberemos tener en cuenta la comodidad y el confort que puede ofrecer a nuestros pequeños. Si el respaldo de los asientos delanteros ofrecen un sistema con tabla para proporcionar pequeñas mesas a los asientos traseros, mejor que mejor. Esto podrá resultar de gran utilidad para almacenar y sostener juguetes como libros, o incluso la comida o la bebida.

 

¿Eres un papi moderno?

En este caso son muy recomendables los SUV. Sin embargo, debemos tener cuidado con este tipo de modelos ya que suelen tener apariencia de ser muy grandes, aunque normalmente sólo lo son por fuera. Lo bueno de estos modelos es que presentan una carrocería con portón trasero y por esto suelen ser más polivalente.

Deberás prestar atención a la capacidad real del maletero, ya que muchos fabricantes anuncian estos vehículos con una gran cantidad de litros de capacidad sin especificar claramente las medidas en altura, lo cual esto puede generar problemas de carga e incomodidad a la hora de viajar con una gran cantidad de objetos.

Los SUV compactos suelen tener un precio superior al de los compactos a secas y además también suelen tener más gastos complementarios en mantenimiento (por ejemplo, el precio de sus ruedas es mucho mayor). Hay alternativas muy interesantes en relación calidad precio como el BMW X1 o el Nissan Qashqai.

 

 

¿Eres más clásico y convencional?

En ese caso puedes optar por una berlina. Dentro del segmento C hay algunos modelos muy interesantes que no resultan mucho más superiores a nivel precio si los comparamos con un SUV compacto o un monovolumen. El punto fuerte de estos modelos está sobre todo en la disposición de los asientos y la estructura interna del maletero.

Si echas un vistazo a los litros de capacidad que presentan las berlinas, te darás cuenta de que suelen ser muy elevados, aunque no debemos contentarnos únicamente con este dato y debemos investigar otras características como la modularidad o las dimensiones de la boca de carga.

Debemos pensar con vistas a un período medio o largo, piensa que tu hijo no será un bebé eternamente y llegará un punto en que necesite transportar bicicletas, instrumentos o tengáis que hacer desplazamientos con grandes cantidades de equipamiento en períodos vacacionales. Por lo tanto, prestar atención a la modularidad es importante si tenemos en cuenta que con el paso del tiempo quizá vamos a necesitar ampliar la capacidad de carga de nuestro vehículo.

Las berlinas familiares también suelen resultar muy interesantes porque cuentan con buenas plazas traseras y un maletero más funcional y adaptable a las circunstancias.

Además, con el paso del tiempo también han ido ganando valor en términos de diseño y ahora presentan una apariencia más juvenil y fresca. Algunos ejemplos de este tipo de vehículos son los Ford Mondeo o los Mercedes-Benz Clase C.

 

¿Y un utilitario?

Si no sueles utilizar muy a menudo el coche y tu familia no realiza desplazamientos vacacionales más que una o dos veces al año, quizá te resulte una buena opción hacerte con un coche de pequeñas dimensiones, utilitario o un monovolumen reducido. Si cuentas con un presupuesto limitado esta puede ser una buena opción aunque debes tener en cuenta que no es la opción más cómoda debido a la reducida capacidad de carga que suele tener esta modalidad.

Sin embargo, si la tuya es una familia reducida y hacéis desplazamientos de forma ocasional siempre contarás con la opción de instalar un cofre de techo para cargar tus pertenencias y reduces tu equipaje. ¡El mundo no se acaba en los grandes coches!

 

Ford Fiesta

 

¿Qué coche tiene el mejor precio?

Los compactos que tienen una carrocería familiar están teniendo muy buena acogida, y no es extraño, porque por un precio muy razonable ofrece unas dimensiones adecuadas a las necesidades que pueda tener una familia, así como una modularidad y una capacidad de carga aceptables. Algunos modelos que os podemos recomendar son: El Renault Megane, el Toyota Auris o el SEAT León.

Es recomendable que preguntes a tus amigos y familiares porque quizá así puedas tener en cuenta algunas cualidades o puntos débiles de este tipo de coches familiares. Por supuesto también puedes recurrir a internet y leer en foros y prensa especializada en el mundo del automóvil antes de tomar una decisión final.

1 comentario en “Voy a tener un hijo ¿Qué coche me compro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.