Enseñar a los niños a tener paciencia

Paciencia, ¿cómo enseñar a un niño a esperar?

Enseñar a los niños a tener paciencia

Los niños cuando son pequeños, se caracterizan por el aquí y ahora. Son impacientes, quieren las cosas ya, sin admitir demoras y frustrándose cuando no se satisfacen sus deseos inmediatamente.

El sentido del tiempo en los niños es diferente al de los adultos, no saben medirlo y no entienden el significado de “hoy, ayer o mañana” al igual que no saben lo que son “10 minutos”, o el concepto de “luego o dentro de un rato”. Los niños cuando son pequeños lo único que conocen como real es el presente. Por eso, el periodo de tiempo que pasa desde que piden algo hasta que pueden conseguirlo es para ellos eterno. Tienen dificultades para entender el concepto de paciencia.

La paciencia es un concepto que se puede enseñar. Es un aprendizaje que los pequeños irán adquiriendo poco a poco durante su desarrollo. Y que les dotará de múltiples beneficios como:

  • Les dotará de habilidades fundamentales como la espera o el autocontrol
  • La paciencia les ayuda a su desarrollo personal
  • Fomenta su capacidad de esfuerzo para ser perseverantes con sus metas y lograr sus sueños en el futuro
  • Contribuirá a mejorar las habilidades sociales con las que relacionarse con los demás
  • Ayuda a los niños para crecer siendo empáticos
  • La paciencia sirve como herramienta que ayuda a tolerar la frustración

Cómo inculcar la paciencia en niños

La paciencia es un valor que se ha de trasmitir a los niños mediante el ejemplo. Si vamos inculcando poco a poco este valor, el niño conseguirá con nuestra ayuda ser cada vez más paciente.

Es a los 6 años de edad cuando el niño será capaz de esperar conscientemente y comprenderá el porqué de tanta espera. Pero a partir de los 2 y los 3 años pueden ir aprendiendo gracias a la ayuda activa que le pueden brindar los adultos de su entorno.

Los padres o los adultos de su entorno pueden ir inculcando la paciencia a los niños mediante estas estrategias:

Dar ejemploEnseñar a los niños a tener paciencia

Los niños son muy perceptivos con el lenguaje corporal y aprenden todo mediante la imitación. Ante situaciones estresantes hay que transmitirles serenidad controlándonos y sin caer en la impaciencia.

Los padres han de estar “calmados”

A ciertas edades los niños intentan pone a prueba a los adultos, y ante sus berrinches o rabietas es mejor mantener la calma y hablar razonadamente que perder los nervios.

Introducir pequeñas esperas

A partir de los 2 años se puede ir enseñando al niño a esperar unos minutos. Por ejemplo, no acudir inmediatamente ante la demanda. Le costará al principio pero es una buena manera de ir asimilando la paciencia.

Enseñarle que no debe interrumpir las conversaciones de los demás

Es una norma de educación. Del mismo modo debemos cumplirla, dejando que el niño hable y escuchándole con atención. Es una manera de enseñarle a tener paciencia dentro de una situación social.

No ceder ante las rabietas para conseguir sus deseos sin caer en la “insensibilidad»

Enseñar que vaya pidiendo las cosas con educación.

Cumplir las promesas

Si prometemos atender al niño en cinco minutos, o realizar con él alguna actividad, debemos cumplirlo. Si no es posible, explicarle por qué no se ha podido. Hacerlo ayuda a sobrellevar la espera con más facilidad.

Juegos que fomentan la paciencia

Los puzzles, las adivinanzas, o cocinar, son actividades que ayudan a inculcar la paciencia en los más pequeños.

 

Autor: BorjaAutor Quicios

Licenciado en Psicología con especialidad en Educación por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo. Autor y fundador del blog dehijosypadres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.