Motricidad fina y gruesa

Motricidad fina y gruesa

Ejercicios para el desarrollo de ambas motricidades
Ejercicios para el desarrollo de ambas motricidades

Vivimos en una era de sedentarismos infantil, un tiempo en el que la obesidad ha alcanzado a los niños y niñas más pequeños. Lejos han quedado (en muchos casos) esas tardes en el parque, montando en bicicleta, practicando algún deporte…en definitiva realizando alguna actividad que aporte a nuestro pequeños un desarrollo físico y social.

En muchas ocasiones todo esto está condicionado por el trabajo, las obligaciones, la falta de tiempo…pero hemos de plantearnos pequeños retos con ellos.

En el artículo de hoy os vamos a dejar algunas ideas para potenciar un área muy importante de su desarrollo, se trata de la motricidad fina y gruesa.

Pasemos a conocer un poco más de ambos aspectos.

  •   Las destrezas de motricidad gruesa comprenden los movimientos motrices complejos como lanzar objetos, chutar un balón o saltar a la comba.
  • Las destrezas de motricidad fina se refieren a las actividades que requieren la coordinación ojo-mano y la coordinación de los músculos cortos para realizar actividades como recortar figuras, ensartar cuentas o agarrar el lápiz para dibujar.

Este desarrollo no es igual en la niñez, hemos de tener en cuenta que los niños y niñas desarrollan sus habilidades psicomotrices finas y gruesas a distinta velocidad, principalmente por las diferencias morfológicas asociadas a cada uno.

Los niños son ligeramente más fuertes que las niñas y tienen algo más de músculo, mientras que las niñas tienden a lograr mayor coordinación en los músculos cortos.

Estas son áreas de vital importancia y hemos de invertir en ellas.

Empezaremos por algunos ejercicios de motricidad fina:

Ejercicios de presión

1 año: formar torres con cubos grandes. Presionar o estrujar juguetes sonoros. Pasar las páginas de un libro de hojas gruesas.

2 años: apretar pelotas anti estrés. Abrir y cerrar envases a presión. Hacer rodar objetos, empujar, trasladar objetos.

3 años: trasvasar semillas de diferentes tamaños para estimular función de “pinza” con dedos. Abrir y cerrar envases de tapa rosca.

4 años: adherir plastilina por caminos marcados o sobreponerlos a presión. Colocar ganchos a presión alrededor de un plato de cartón.

5 años: utilizar lápices y acuarelas. Presionar goteros para trasvasar líquidos gota a gota.

Autonomía

1 año: coger un vaso para beber con ambas manos.

2 años: desvestirse solo o con poca ayuda. Comer solo.

3 años: desvestirse solo y ponerse polo, pantalón y zapatos.

4 años: Abotonar y desabotonar. Desvestirse solo y ponerse polo, pantalón y zapatos.

5 años: hacer nudos. Desvestirse y vestirse solo completamente. Atarse los pasadores.

Os dejamos algunas actividades para desarrollar la motricidad gruesa:

Dar palmadas

Sienta al niño en tu regazo mirándote.  Da palmadas con tus manos lentamente, mientras cantas una melodía sencilla y di llevando el ritmo “palmas, palmitas que viene”… y el nombre del niño. Entonces le haces cosquillas suavemente para que se  divierta.  Ahora le coges sus manos y repites la canción, mientras le ayudas a dar palmaditas con sus manos. Repite las cosquillas.  Mientras se acostumbra al juego, se cambia gradualmente la ayuda  desde las manos a las muñecas, luego a sujetar suavemente el  antebrazo y finalmente a tocarle solamente las manos para indicarle  que debería empezar a tocar las palmas.

Utilizar escaleras

Cuando el niño tiene 3 años, sus habilidades motoras gruesas se han fortalecido lo suficiente para que suba las escaleras alternando los pies y puede bajar las escaleras al colocar ambos pies en cada escalón, pero normalmente alternará los pies al bajar cuando tenga 4 años de edad.

Escalar

 Las habilidades para escalar se ven en niños desde los dos años, y los niños entre 2 y 4 años normalmente no tienen problemas para escalar en juguetes, muebles, mamá y papá, o cualquier cosa que puedan escalar.

Equilibrio

Cuando tiene 3 años, puede mantener el equilibrio en un pie durante periodos cortos. A la edad de 4 años puede tener el equilibrio con un pie durante 15 segundos, saltar en un pie, y comienza a utilizar una barra de equilibrio sin caerse.

Caminar, correr y trotar

Un niño de 3 años puede girar en las esquinas cuando corre. A la edad de 4 años, puede caminar hacia adelante y atrás con tranquilidad, correr sin problemas y aprender a realizar actividades como trotar y saltar la cuerda.

Estos son algunas ideas, hay muchas más, esperamos que hayan sido de vuestro agrado.

Un abrazo

Editorial Babyradio

8 comentarios en “Motricidad fina y gruesa

  1. Me interesa mucho el tema tengo una aspirante en Ciencias Pedagógicas que investiga sobre la temática. Me sería muy útil otras publicaciones. Gracias por informarnos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *