¿Deberíamos aprender de nuestras emociones?

¿Sabías que las emociones duran apenas 90 segundos? Aunque a veces escuchamos a un niño “explotar” en una rabieta y nos parece un tiempo eterno, en realidad son momentos de oportunidad de aprendizaje tanto para pequeños como para mayores.

inteligencia emocional. Tristeza
Imagen cortesía de Flickr

Muchas veces confundimos sentimientos con emociones, pero son cosas diferentes. No podríamos estar sintiendo una emoción constantemente, porque acabaríamos agotados tanto física como emocionalmente.

Darwin observó que las emociones tienen una función adaptativa, así por ejemplo el MIEDO nos conduce a escuchar nuestro instinto de protección y nos prepara para huir de una posible situación peligrosa, (acelera nuestro ritmo cardiaco, pone los músculos en tensión.. ect), la IRA nos prepara para defendernos por ejemplo a través de la lucha, la SORPRESA nos hace reorientarnos ante la nueva situación, el ASCO nos produce rechazo hacia lo que tenemos delante, ect.

emociones.-alegria-tristeza
Fuente de imágenes freejpg.com

¿Cómo distinguir lo que nos ocurre? Si estamos ante una situación que nos parece injusta podemos sentir una sensación de enfado que alimentará una emoción de IRA, al pasarse la explosión emocional podemos quedarnos con un sentimiento de FRUSTRACIÓN y si no logramos “hacer las paces” con la persona o situación que nos ha provocado todo esto podemos evolucionar a un estado de ánimo de TRISTEZA, (aunque a los niños les resulta enormemente fácil hacer las perdonar y volver a estar contentos).

Inteligencia Emocional. Emoción, sentimiento y estado de ánimo.

Las emociones son pura energía, nuestro cerebro segrega sustancias que influyen en nuestro cuerpo y nos hacen actuar de determinada manera en esos momentos de explosión emocional. En los niños son muy intensas, pero de igual forma también nos afectan a los adultos. Por eso es importante reconocerlas y ser capaces de relajarnos y “contar hasta 100” antes de descargar nuestro estrés del día a día ante las personas que más queremos: nuestros pequeños. Antes que recurrir al “tiempo fuera”, la “silla de pensar” o elevar el tono es mucho mejor probar con un contacto, un abrazo, unas palabras amables o incluso salir a dar un paseo juntos, ¡una idea mucho mejor!

inteligencia emocional. Emociones
Imagen por cortesía de freejpg.com

Podemos aprender mucho de las emociones, por eso es tan importante saber reconocerlas y ponerles nombre desde la infancia, ¿sabías que existen seis emociones primarias que nos hacen actuar de una forma muy similar incluso en diferentes culturas? Son muy instintivas y los músculos de la cara nos delatan.. Podemos decir que algo nos gusta como gesto de cortesía, pero si en el fondo nos desagrada nuestra cara “será un poema”. De ahí el dicho de que “la cara es el espejo del alma”.

Las expresiones faciales son internacionales, y como curiosidad las personas ciegas que carecen de un modelo visual al que imitar las experimentan del mismo modo, ¡e incluso también los animales!

emociones.ira-sopresa-miedo

Durante mucho tiempo no se dio importancia a las emociones, e incluso se las consideraba como impulsos irracionales peligrosos que debían someterse a la razón.

emociones-corazon-y-cerebro

Hoy sabemos que la Inteligencia Emocional es clave para el éxito en nuestra vida: nos ayuda a conectar con nuestras emociones y entender también las de los demás, interactuando con el mundo de forma receptiva y adecuada a cada situación sin que se nos vaya de las manos.

Tiene una parte de mirar hacia nuestro interior, desarrollar nuestro AUTONOCOCIMIENTO, nuestra MOTIVACIÓN y también la REGULACIÓN EMOCIONAL, (es el mayor desafío), y también tiene una componente hacia fuera que nos sirve para desarrollar la EMPATÍA así como las HABILIDADES SOCIALES, tan importantes en nuestro día a día.

inteligencia emocional

Padres y educadores tenemos el reto de cultivar la Inteligencia Emocional en casa y en la escuela desde que los niños son pequeños, y podemos aprovechar esta oportunidad para trabajar también en nuestro interior y ofrecer la mejor versión de nosotros mismos.

La habilidad de hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto aprendizaje crucial en la vida diaria

-Daniel Goleman-

Esperamos que os haya gustado el artículo, ¡os leemos en los comentarios!
Miriam Escacena
http://www.comunicacionconbebes.com

Miriam EscacenaMiriam es fundadora de la asociación de crianza “Entre Nubes”, Educadora de Masaje Infantil por la organización internacional IAIM, instructora de lengua de signos para bebés, instructora de porteo, formadora de La Pedagogía Blanca y actualmente se está formando también como Guía Montessori de Comunidad Infantil.
La puedes encontrar en:
http://www.comunicacionconbebes.com/
https://www.facebook.com/Comunicacionconbebes
https://twitter.com/milunitayyo
Y si lo deseas también te puedes suscribir a su blog aquí:
http://eepurl.com/8KJXH

2 comentarios en “¿Deberíamos aprender de nuestras emociones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *