Deporte para niños

Alimentación y deporte en familia

Deporte para niños

La actividad física ha sido un tema innegociable para nosotros como familia. Aquí todos, en mayor o menor medida, practicamos alguna actividad. Debido a la impresionante oferta que en la actualidad ofrecen las ciudades, es imposible no dar con alguna que nos guste, relaje y ayude a mantener la línea. Con nuestros pequeños hemos querido que así fuese desde casi recién nacidos. La natación ha sido el deporte estrella en casa, incluso hubo una época en la que los cuatro la practicamos a la vez, fue un tiempo maravilloso.

¿Qué deporte elijo?

Ciclismo, pádel, escalada, baloncesto, running, pilates y hasta natación sincronizada. Como podéis ver hemos practicado de todo, en algunos casos (los niños) hasta han competido llegando a ganar medallas.

Creemos que la práctica del deporte aporta a los niños unos principios y valores que los acompañarán el resto de sus días como la constancia, el sacrificio, el trabajo, la rutina y la superación entre otros.
Hemos visto en nuestros hijos cómo se han superado, cómo han fortalecido su autoestima, cómo han ganado en el aspecto social y por último, y no menos importante, han cuidado de su cuerpo.

¿Y qué pasa con la alimentación?

Algunos os preguntaréis cuándo voy a hablar de la alimentación, ha llegado el momento. Debido a nuestros trabajos siempre ha sido un tema complicado, nuestros turnos nos empujaron a optar por el comedor escolar y bueno… no Alimentación y deporte en familiasiempre funcionó bien. Los menús en algunos casos no eran del gusto de los pequeños y volvían con más hambre que antes. Decidimos cocinar los fines de semana, pero no siempre hemos podido hacerlo, algunas veces compromisos y otras el cansancio nos acabó ganando.

Por este motivo decidimos preparar con cuidado y esmero las cenas y las comidas de los fines de semana. Entre semana íbamos un poco al día, intentando hacerlo lo mejor posible pero sin llegar a estresarnos. Este es uno de los motivos por los que el deporte nos viene tan bien como familia. Entre semana no siempre podemos hacer almuerzos muy elaborados, tiramos de pasta, arroces, patatas y pollo al horno entre otras comidas. El deporte quema todo lo que almuerzan y llegan listos para una buena cena pescados, tortilla a la francesa con ensalada, pollo a la plancha…

No sabemos si vuestra realidad es parecida, pero nos encantaría poder leer vuestras experiencias a este respecto. Seguro que entre todos construimos una manera fantástica de afrontar este tema.

 

Padre de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *