Niño comiendo pasta

Intolerancias y alergias alimenticias en niños

Intolerancia a la fructosa

Las intolerancias y alergias alimenticias en la infancia son muy comunes hoy en día. En los últimos años el número de casos se ha duplicado. De hecho, el 8% de los niños pueden padecer algún tipo de alergia alimentaria.
Existen muchas hipótesis sobre  por qué  se dan las alergias alimentarias. Entre muchas otras se habla:

  • De la influencia de la alimentación de la madres durante la gestación del bebé.
  • Otro factor puede ser la velocidad con la que se introducen los alimentos en la dieta del niño. Si se hace muy pronto el intestino del niño  no está preparado, y si se hace muy tarde puede producirse dicha reacción alérgica.
  • Otra teoría proviene de la contaminación ambiental

Pero, sin duda, la que más fuerza cobra es la teoría que habla de la fuerte protección que existe hacia el sistema inmunológico. En los países donde se producen la mayoría de las reacciones alérgicas es donde existe mayor prevención con vacunas y excesivo cuidado de la higiene. Lo que provoca que el organismo no se exponga a gérmenes y afectando al sistema inmunitario.

Diferencias entre intolerancia y alergia alimentaria

No se deben confundir las alergias y las intolerancias. Existen personas que son más susceptibles a reaccionar frente a sustancias contenidas en los alimentos pero existe diferencia  entre alergia e intolerancia.

Alergias alimentarias

Se produce como consecuencia de una reacción del sistema inmunológico del niño, que reacciona frente a determinadas sustancias, presentes en los alimentos, generando síntomas.
La predisposición genética es el factor más importante en este tipo de enfermedad.
La alergia alimentaria la padecen aquellos niños que han sido sensibilizados previamente al alimento. Es decir, los pueden haber ingerido en otras ocasiones sin padecer ningún tipo de reacción.
Los síntomas de la alergia aparecen inmediatamente después de tomar el alimento. Estos pueden ser cutáneos  como picores o habones, y respiratorios como broncoespasmos.

Intolerancias

Afecta al metabolismo pero la reacción no está mediada por el sistema inmunológico del cuerpo
La reacción puede deberse a un defecto en alguna enzima encargada de metabolizar ese alimento o a una alteración de causa desconocida.
Los síntomas de la intolerancia pueden aparecer hasta 72 horas después de la ingestión del alimento. Suelen aparecer como dolores abdominales, nauseas, vómitos y diarrea

Tipos de alergia alimentaria más frecuentes en niños

Las alergias a los alimentos  son las primeras que pueden aparecer en el niño, más concretamente a los 6 meses de vida.

Niño comiendo pastaEntre las más frecuentes se encuentra la alergia a las proteínas de la leche de vaca, que es diferente al cuadro de intolerancia a la leche. A esta alergia le siguen por nivel de frecuencia: la alergia al huevo y al pescado.

Otras alergias que se suelen dar son: la alergia a los cacahuetes, la soja y el trigo.

Tipos de intolerancias

Entre todas las intolerancias que existen, las más frecuentes son:

Intolerancia al gluten (celiacos)

Es una intolerancia permanente que puede diagnosticarse a cualquier edad. El gluten está presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena.

Intolerancia a la sacarosa y a la fructosa

Es una intolerancia hacia estos azúcares que se encuentran  en futas, zumos  y cereales. Se produce por la falta de una enzima llamada sacarasa.

Intolerancia a la lactosa

Es una intolerancia hacia el azúcar de la leche. Se produce por la baja actividad de la enzima lactasa, presente en el intestino delgado.

Autor: Borja QuiPsicólogo infantil Borja Quicioscios

Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo. Especialista en Educación y Deporte.
Autor y fundador del blog DeHijosyPadres.

1 comentario en “Intolerancias y alergias alimenticias en niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.