bebe

Cómo afrontar la llegada de un bebé a nuestras vidas

bebe

Como padres primerizos nuestra vida cambia, de repente asumimos una nueva serie de responsabilidades. Literalmente, de la noche a la mañana, nos hacemos responsables del cuidado, el mantenimiento y el bienestar de una nueva persona, en algunos casos de múltiples personas, ¡múltiples personas!

Se deben tomar decisiones importantes como padres, desde el tipo de alimentación hasta vacunaciones y opciones que afectarán a la salud de su familia. Incluso las cosas aparentemente pequeñas, como el tipo de detergente para la ropa que se compra o la silla para el coche que compramos, todo esto puede convertirse en un gran peso para nosotros.

La verdad es que toda esta nueva responsabilidad puede agobiarnos, por lo que os vamos a dejar unos consejos que os ayudarán a afrontar el día a día con más tranquilidad. 

Lo que nos pasa es normal

Lo primero es lo primero: debemos saber que si tenemos dificultades para adaptarnos a la paternidad, e incluso si estamos enfrentando algunas emociones difíciles en el proceso de cuidar al bebé, no estamos solos. Puede sonar como un cliché para padres, pero en este caso, hay estudios reales que respaldan el hecho de que realmente no estás solo.

Un artículo de octubre de 2018 en Salud sexual y reproductiva siguió a 513 madres primerizas para descubrir qué tipo de emociones y luchas emocionales enfrentan en los primeros tres meses de paternidad. El estudio utilizó cuestionarios que las madres rellenaron por su cuenta. El estudio concluyó que la nueva etapa de paternidad se caracterizó por una baja confianza, síntomas de depresión y un alto nivel de estrés.

También hay buenas noticias: el estudio concluyó que todos los síntomas de disminución de la confianza, la depresión y el estrés elevado mejoraron con el tiempo para la mayoría de las madres. El estudio también determinó que muchas madres vivieron un mayor estrés y poca confianza, en el período de tiempo que va de los 2 a los 6 meses después del parto. Sin embargo, después de los seis primeros meses, se encontraron menores síntomas de depresión y unos mayores niveles de confianza.

Los bebés cambian mucho en solo unos pocos meses y, como resultado, ustedes también lo harán como padres. Al igual que nuestros bebés necesitan tiempo para adaptarse a una nueva forma de vida, nosotros también como padres.

“Tómese tiempo para adaptarse y aprender juntos sin sentirse culpable o avergonzado por encontrar que la nueva etapa es más difícil de lo que creía. La paternidad, y por consiguiente nuestra vida, cambiará más en ese momento que en cualquier otro momento de su vida”, explica Tara Allen, una enfermera, nutricionista, y madre. En un segundo, pasamos de no ser padres a ser padres, somos responsables de un nuevo ser humano.

Es indescriptible y sorprendente, y altera la vida. También puede ser aterrador. No importa lo bien que lo estés haciendo, habrá momentos en los que pensaremos que no somos lo suficientemente buenos. Los bebés serán niños y luego adolescentes y luego adultos. Sólo quieren lo que todos queremos: ser amados y cuidados. Quieren nuestra atención y apoyo.

60 minutos de música relajante para favorecer el sueño de nuestro bebé

Conecta con otros padres

Allen también explica que uno de los desafíos que más a menudo ve cuando los primerizos se sienten abrumados y atascados es el gran volumen de decisiones que deben tomar, especialmente sobre alimentación. ¿Pecho, biberón o ambos? ¿Cuándo? ¿Con qué frecuencia?

Hay tanto escrito por ahí; información real, información falsa, aportes y expectativas de la familia, el miedo al juicio, señala Allen. Esa repentina afluencia de decisiones puede ser abrumadora, especialmente porque los padres deben cuidar de sus bebés en todos los aspectos.

Para combatir la abrumadora situación que puede amenazarnos, Allen sugiere que los padres hagan todo lo posible para conectarse con otros padres, incluso antes de que nazca el bebé.

Pueden ser viejos amigos, familiares, vecinos o incluso grupos de padres del barrio, agrega Allen, el sentido de comunidad es primordial para ayudarnos como padres primerizos, sobre todo a la hora de tomar decisiones difíciles, así como para ayudarnos a eliminar el sentimiento de soledad que puede anidar en nuestros pensamientos o preocupaciones.

Cuídate

Es probable que ya hayas escuchado mucho sobre la importancia del autocuidado, pero ¿qué significa realmente cuidarse como padres y madres? ¿Significa masajes y baños de burbujas?

Si somos primerizos la respuesta es no. Especialmente durante la etapa de recién nacido, el autocuidado puede parecer mucho más simple, porque incluso algo tan pequeño como tomar una ducha puede ser una victoria.

Pero a medida que avanzamos debemos aprender a equilibrar las responsabilidades de cuidar a nuestro hijo. Es imperativo que aprendamos que el cuidado de nuestra familia comienza con el cuidado de uno mismo.

El verdadero cuidado personal significa cuidar un amplio espectro salud física, emocional, mental y financiera. Es posible que sintamos la tentación de postergar las cosas que normalmente hacíamos antes de convertirnos en padres, pero la verdad es que es más importante que nunca seguir haciendo las cosas que te hacen ser quien eres.

Ya sea asistir a una cita con el fisioterapeuta, a la peluquería, o simplemente leer un nuevo libro, debemos esforzarnos en hacerlo realidad.

Probablemente habrá momentos en los que no podamos encontrar una niñera y sentiremos que no vale la pena, pero los pequeños momentos de cuidado personal te permitirán enfrentarte a los grandes momentos de responsabilidad en la crianza de los niños. 

Mucho ánimo, queda…Todo un mundo por descubrir 😉

Escuela de Padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.