lasaña de verduras

Ingredientes
  • 1 Calabacín mediano
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 puerros (solo la parte blanca)
  • 8 espárragos trigueros
  • 1 berenjena pequeña
  • pasta para lasaña
  • queso rallado
  • salsa bechamel
  • 60 gr de mantequilla
  • 60 gr de harina de trigo normal
  • 800 ml de leche entera aprox.
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

Pasos recetas

A continuación sigue los pasos para preparar la receta.
Las estrellas * en la enumeración indican que el niño nos puede ayudar en esos pasos.

Elaboración
  1. * El primer paso será trocear las verduras en pequeños trocitos y lavarlas con abundante agua.
  2. Colocaremos la sartén y le echaremos una cuchara de aceite de oliva y sofreiremos todas las verduras por separado, primero la cebolla, el puerro, el pimiento, la berenjena, calabacín y los espárragos.
  3. Seguidamente prepararemos la bechamel
  4. Calentamos la leche en un cazo hasta que casi hierva. Reservamos.
  5. En una olla ponemos a fuego medio la mantequilla hasta que se derrita.
  6. Añadimos la harina y la cocinamos un poco para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda.
  7. * Removemos continuamente durante un par de minutos.
  8. * Echaremos poco a poco la leche, removiendo todo el rato suavemente para que no se hagan grumos y nos quede una bechamel fina. Poco a poco la salsa se irá espesando. Dejaremos de echar leche cuando tengamos es espesor deseado.
  9. * Salpimentamos y echamos la nuez moscada. Removemos y cuando empiece a burbujear estará lista. Reservamos.
  10. * Ponemos en remojo la pasta para lasaña, no es necesario hervirla..
  11. * En un molde o recipiente apto para la cocción en el horno montaremos la lasaña. Pondremos en el fondo del molde unas cucharadas de salsa bechamel, montaremos la primera capa de pasta y le pondremos encima el relleno de verduras y unas cucharadas de bechamel, cubriremos con otra capa de pasta y así iremos montando la lasaña hasta la última.
  12. * La última capa de pasta la cubriremos de bechamel y queso rallado.

¿Sabías que?

El propio Cicerón menciona su pasión por el "Lagum", que eran tiras de pasta largas; es muy posible que en esta época los romanos desarrollaron las máquinas para elaborar la pasta de lasaña.1 Lo más seguro es que hasta el siglo XVII no apareciera un plato similar a nuestra lasaña al horno y se la conoce por todo el mundo.

Los más pequeños aprenden
  • Motricidad fina
  • Nuevas texturas



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

20 − ocho =