Cubitos de carne y verdura

Ingredientes
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 taza de cebolla finamente picada
  • 1/2 taza de zanahoria finamente picada
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 taza de ketchup.
  • 1 250g de carne molida, magra (sin procesar)
  • 2 cucharadas de mostaza preparada
  • 1 cucharadita de salsa Worcestershire o salsa inglesa.
  • 1/4 cucharadita de pimienta recién molida negro
  • 2 huevos grandes
  • Spray para cocinar
A los niños les entra la comida por los ojos, sobre todo a través de los colores y las formas. Por eso hay que ser creativos a la hora de cocinar. No necesitamos mucho tiempo para realizar originales y divertidas recetas. Hoy os traemos una receta que mezcla el sabor de la carne con las verduras. Nosotros proponemos hacer cubitos, pero si disponemos de moldes para horno simpáticos podemos utilizarlos y quedará genial. Es un plato ideal para acompañar con nuestras famosas patatas al horno "al estilo fritas".
Pasos recetas

A continuación sigue los pasos para preparar la receta.
Las estrellas * en la enumeración indican que el niño nos puede ayudar en esos pasos.

Elaboración
  1. *Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 350º de temperatura. Como ya hemos comentado otras veces es ideal dejar que los niños interactúen con los electrodomésticos de la cocina, siempre bajo nuestra supervisión.
  2. *Picamos la cebolla, la zanahoria y el ajo lo más pequeño que podamos. Este puede ser un buen momento para enseñar a los más pequeños conceptos como grande y pequeño.
  3. Colocamos una sartén antiadherente a potencia media alta y añadimos aceite de oliva. Debemos tener mucho cuidado siempre que tengamos la sartén caliente.
  4. Añadimos la cebolla picada, el ajo picado, la zanahoria picada y el orégano seco. Salteamos durante 2 o 3 minutos hasta que quede doradito.
  5. *En un tazón grande añadimos la mezcla de la sartén, la ½ taza de salsa de tomate frito casero, y el resto de los ingredientes. A los niños les encanta mezclar, estas tareas potenciarán el desarrollo de la motricidad gruesa. Aprender jugando es lo mejor.
  6. *Llega el momento de usar los moldes, como os decíamos antes nosotros usaremos unos cubitos, vosotros podéis usar lo que tengáis por casa. En cualquier caso hemos de cubrir la base del molde con el aceite en aerosol. Usaremos 12 moldes.
  7. *Luego rellenamos con la mezcla del tazón y la cubrimos con el tomate, más o menos 2 cucharaditas por molde. Aquí los niños pueden desarrollar la motricidad fina.
  8. *Horneamos a 350º durante 25 minutos. La mayoría de los hornos son ya digitales y disponen de cuenta atrás. Podemos aprovechar esto para practicar o enseñar a los pequeños a contar hacia atrás.
  9. Dejamos reposar 5 minutos y listos.

¿Sabías que?

En el mercado existen una gran variedad de moldes, desde los de aluminio liso o aluminio fundido, a los de hierro liso fundido, pasando por los de vidrio, estaño, porcelana y silicona. ¿El mejor? El que se adapte a tus necesidades.

Los más pequeños aprenden
  • A través del uso de la cuchara, los niños desarrollan la motricidad fina. En el proceso de mezclar en el cuenco, los pequeños desarrollan la motricidad gruesa. También aprenden la cuenta atrás usando el reloj del horno.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

ocho − 6 =