Baby Radio

Mi hermano es especial

discapacidad

En nuestro último artículo hablamos sobre cómo afronta una familia el diagnóstico de un/a hijo/a. Cuando hablamos de discapacidad, solemos fijarnos en el desarrollo de esa persona que lo presenta y en cómo sus progenitores afrontan y viven esta situación; y en muchas ocasiones nos olvidamos de que estas personas tienen también hermanos/as y que ellos/as son igual de importantes.

Los/as hermanos/as constituyen nuestras primeras y más intensas relaciones sociales con iguales cuando somos niños/as, creándose una conexión especial. Los hermanos/ as de niños/as con discapacidad también son especiales y a veces necesitan de nuestra ayuda y comprensión. En ellos/as aparecen muchas emociones, pensamientos y comportamientos, que hacen que puedan sentirse diferentes al resto de niños y niñas con quienes se relacionan.

¿Qué se sienten los/ las hermanos/as de chicos/as con discapacidad?

  • Preocupación y miedo. A los/as niños/as les cuesta comprender qué les ocurre a sus hermanos/as. Los ven diferentes, notan que sus padres les prestan más atención, que a menudo enferman o visitan médicos, psicólogos u otros especialistas. Lo que les lleva a preocuparse y a sentir miedo por lo que le ocurre a su hermano/a. Pero incluso cuando esto se resuelve, y crecen, el miedo y la preocupación vuelve a surgir, ahora por el futuro de ese/a hermano/a, se preguntan quién se ocupará de e/ella cuando sus padres no estén o si estos son mayores.
  • Vergüenza. Por las preguntas y los comentarios de sus compañeros/as, a veces, los insultos y las bromas de mal gusto, cuando comparan a sus hermanos/as con discapacidad con los demás. Cuando aparecen conductas disruptivas o inapropiadas en el momento y tienen que dar explicaciones.
  • Culpabilidad. A veces por pensar que ellos/as son responsables de la discapacidad del hermano/a, otras por saberse distinto y disfrutar o poseer algo que no tiene el hermano/a. A medida que se hacen mayores, la culpa puede aparecer al querer independizarse y dejar “solos” a sus padres con las dificultades del día a día.
  • Enfado. Debido a que el/la hermano/a con discapacidad condiciona su vida. La vida social se recorta o las salidas a sitios públicos, las visitas de los amigos/as se ven reducidos o controlados. Los/as hermanos/as pueden verse forzados a seleccionar amistades en función de cómo reaccionan estas ante la discapacidad del/de la hermano/a.
  • Soledad y pérdida. La soledad aparece cuando no pueden compartir sus emociones con otras personas, ya que es complicado encontrar individuos en su misma situación y cuando sus padres o madres le prestan más atención a la persona con dificultades.
  • Celos. Al sentir que se le presta más atención al hermano/a con discapacidad. Estos celos pueden convertirse en sobreprotección a medida que el/la hermano/ sin discapacidad crezca.

Situaciones y dificultades a las que se enfrenta una persona con un/a hermano/a discapacitado/a

  • La escolarización de la persona discapacitada. Cuando ambos/as hermanos/as asisten al mismo centro escolar, los/las hermanos/as pueden asumir el rol de cuidador y protector del hermano/a con dificultad. Tomando acciones como ayudarlos, protegerlos, dar la cara por él/ella, dando explicaciones de su comportamiento, hacer frente a situaciones incómodas; haciendo que se sientan diferentes al resto de sus compañeros/as.
  • En numerosas ocasiones, cuando el hermano discapacitado es mayor en edad que el otro/a hermano/a, éste último se encuentra que en cierto momento se convierte en hermano/a “mayor”, ya que su desarrollo físico, psicológico y académico, hará que supere a su hermano/a.
  • Los/las hermanos/as sin discapacidad pueden verse “obligados/as” a hacerlo todo bien para hacer felices a sus padres ante la idea de que el/la otro/a hermano/a no podrá alcanzar los mismos objetivos. Esto puede llevarles a un estado de frustración constante.

Necesidades de las personas con hermanos/as discapacitados

  • Recibir información sobre la discapacidad y cómo afecta a su hermano/a. Para saber comunicarse, jugar con él… además de para enfrentarse a los/las otros/as que le harán preguntas o comentarios al respecto. La falta de información puede llevarlos a que las emociones citadas anteriormente sean muy intensas y difíciles de comprender y controlar.
  • Expresar las emociones en torno a las implicaciones que la discapacidad crea en sus vidas. Esto les ayuda a comprender y ser comprendidos/as y escuchados/as, en sus propias dificultades.
  • Crear con sus progenitores un pacto claro sobre las responsabilidades respecto al hermano con discapacidad. Necesitan ser respetados en su individualidad, tener su tiempo para aficiones, diversiones y actividades y recibir de manera particular comprensión, atención, apoyo y reconocimiento.

En numerosas ocasiones aparecen problemas entre los/las hermanos/as, reacciones que preocupan a los padres y las madres que se encuentran en otro proceso, lleno de dudas y con dificultades para resolver la situación. Es importante orientar a estos padres para que aprendan a crear una buena relación familiar y entre hermanos/as, y sepan intervenir cuando sea necesario.

Para ello es muy importante crear espacios donde exista un tiempo exclusivo para cada hijo/a. hay que estar alerta, ya que muchas veces estamos tan absorbidos con las terapias, actividades de estimulación…que no nos paramos a observar a los/las hermanos/as, y si vemos con detalle, encontramos ciertas conductas que pueden reflejar malestar en ellos/as, aunque intentarán camuflarlas con ánimo de que los/las ma-pa-dres no sufran más.

Es necesario que, en este tipo de situaciones, toda la familia reciba apoyo profesional, para así conseguir el bienestar de cada miembro familiar y por tanto, el de toda la familia.

Como siempre os decimos, CONSULTAR CON UN/A PROFESIONAL, ES UNA BUENA OPCIÓN.


Gabinete Crece

Julia Torres Vela – Psicóloga Sanitaria.
María Bravo Pérez – Psicopedagoga y Terapeuta en atención temprana y lenguaje.

Julia y María son las propietarias de Gabinete Crece. Puedes encontrarlas en Facebook e Instagram.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Babyradio SL en el marco del Programa ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y con la cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y de su entorno.

La empresa Baby Radio SL ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través del desarrollo de una nueva aplicación movil. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Cádiz”.

UNA MANERA DE HACER EUROPA