Si tienes un papá mago

Los amigos de Chiqui están intrigadísimos. No se explican por qué el niño va siempre tan contento al colegio. ¿Qué misterioso truco puede conseguirlo? Una estupenda historia que muestra la necesidad de tener una buena relación entre padres e hijos.


¿Qué se aprende?

Chiqui tiene un padre mago y todas las mañanas le dice unas palabras mágicas que le hacen estar contento durante todo el día. Incluso es capaz de transmitir esa alegría a sus amigos. Los compañeros de Chiqui tienen padres que les dan muchos consejos antes de salir de casa: que se laven los dientes, que tengan cuidado al cruzar la calle, que se den prisa..., o no les dicen nada. Eso no los hace muy felices. Están muy intrigados por el secreto de Chiqui. Hasta que una mañana lo espían y descubren que las palabras mágicas son sencillamente: ‘‘Chiqui, que tengas un día feliz’




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

seis + quince =