La familia nace con el primer hijo

La maternidad parece haberse constituido en un obstáculo para la realización personal. Las mujeres estamos cada vez más dispuestas a abandonar el mundo íntimo para lanzarnos al mundo público y “ser alguien reconocido”. Pero un buen día nos pasa a las mujeres hiperactivas que —sin darnos cuenta— nace nuestro primer hijo. Y comprendemos que “lo público” es materialmente visible, pero en medio de un dolor de panza del bebé, esa identidad desaparece junto con el sentido profundo que tenía hasta entonces. A través de estas páginas pretendo acercar las vivencias genuinas, primitivas e innombrables del universo insondable de cada madre reciente. Experiencias confusas, incomprensibles, exageradas, locas, pero terriblemente reales, que confirman que la familia nace con el primer hijo.


¿Sabías que?

Una nueva edición de Puerperios, el ya clásico libro de Laura Gutman, para que cada mujer que deviene madre, camine su propio laberinto interior y vaya encontrando su verdadera naturaleza, su música real y sus propios instrumentos.

¿Qué se aprende?

Laura Gutman es psicoterapeuta familiar, especializada en la atención de madres de niños pequeños y parejas. Fundó y dirige Crianza, una institución con base en la Ciudad




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

16 − dieciseis =