El Señor Don Nicanor

Tanto por el material y la hechura del libro, cartón con esquinas redondeadas, como por su contenido, un texto rimado, sencillo, estructurado de forma circular y con historias encadenadas, “El señor Don Nicanor” podría parecer un álbum ilustrado para primeros lectores. En cambio, es un libro que complace el afán lector a cualquier edad y está llamado a ocupar un lugar importante en la biblioteca, junto a las obras de referencia. Ana Fernández-Abascal enlaza a tres personajes como protagonistas de un cuento que cada uno va leyendo sucesivamente, con una fórmula que se va repitiendo a modo de estribillo. Los tres acuden a un libro para satisfacer la dosis de emoción, entretenimiento o aprendizaje que no les proporciona la televisión.

“El señor Don Nicanor” contrapone así el valor de la lectura frente a la hegemonía de los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías. Las ilustraciones de Flavio Morais son planas, esquemáticas, de colores intensos que producen llamativos contrastes. La propuesta artística es moderna y atractiva, juega con la alternancia de colores predominantes en cada página, introduce figuras basadas en la cultura iconográfica, logrando un resultado de estética “pop”.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

ocho + seis =