El ladrón de palabras

De noche, cuando la luna alumbra el camino,
el ladrón de palabras sale con todo su equipo y se dirige a la ciudad.
Allí, rastreando las voces y las luces,
sin que nadie lo vea, trepa por los tejados.
Comienza la cosecha..
Las palabras son muy importantes, a través de ellas podemos alcanzar casi cualquier meta. Son necesarias para relacionarnos, para mostrar nuestros sentimientos, para animar...¿Qué pasaría sin alguien se dedicara a robarlas?
A través de este cuento infantil los niños aprenden vocabulario y a apreciar el poder de las palabras. Cada noche después de su robo, volverá a casa y disfrutará de todas y cada una de las historias que ha robado de las chimeneas de los habitantes de la ciudad.


¿Sabías que?

Cada noche, el ladrón de palabras sale con todo su equipo y se dirige a la ciudad. Allí, rastreando las voces y las luces, sin que nadie lo vea, trepa por los tejados para cosechar palabras. Saltarinas, tiernas, verdes, extranjeras, muy gordas y rojas de ira, y algunas tan largas que es imposible pronunciarlas... [...] Palabras dulces, mojadas, picantes y cálidas.

¿Qué se aprende?

El ladrón de palabras es un libro ideal para despertar en los niños el amor por las palabras y comenzar con alguna dinámica de trabajo tanto en casa como en la escuela. Son muchos los docentes que lo han usado como material para enseñar vocabulario a los niños. No te lo pierdas y disfruta con esta diferente y sencilla historia. Un buen día, el ladronzuelo conoce a una niña. Y se queda mudo. Las palabras que con tanta paciencia ha ido atesorando ahora no le sirven. Necesita robar otras palabras... ... palabras de amor




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

cuatro × 5 =