Cómo hablar para que los niños escuchen. Y cómo escuchar para que los niños hablen

Madres, padres y educadores profesionales han convertido el libro de Adele Faber y Elaine Mazlish en un nuevo éxito indiscutible por un motivo: sus técnicas dan resultado.
Ofrecen métodos sólidos, cordiales y, por encima de todo, eficaces. Son medios innovadores para solventar problemas tan corrientes como:

Escuchar y comprender las preocupacionesde los hijos.
Fomentar la colaboración familiar... sin agoviar a nadie.
Abordar respetuosamente los semtimientos de mayores y pequeños.
Encontrar alternativas al castigo.
Ayudar a los hijos a construirse una imagen positiva de sí mismos.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 × cuatro =