Aprenda a relajar a los niños

Enseñar a los más pequeños a relajarse es complicado, les cuesta mucho desconectar. En ocasiones se vuelven irascibles debido a la incapacidad de poder relajarse. Aquí encontraremos algunos métodos efectivos para alcanzar tal fin.


¿Sabías que?

Si es usted madre de familia o una maestra de educación infantil, a veces se habrá encontrado ante niños nerviosos e incluso desenfrenados sin saber que hacer para que la escuchen. Le gustaría calmarlos, conducirlos al descanso, a la relajación, e incluso al sueño (por la noche o a la hora de la siesta) o que estuvieran atentos para un pequeño trabajo, una lectura, un juego dirigido... Esta obra le propone numerosos ejercicios, presentados en forma de fichas y destinados a obtener una relajación activa o una relajación pasiva. Todos están con­cebidos en forma de juego. Para cada uno, se precisan los beneficios que propor­ciona, la manera de proceder, en que entorno y en que momento del día hacerlos. No requieren ningún material especial ni una competencia particular. A condición de saber cantar y de tener a mano papel, lápices, pegamento y tijeras... todos es­tos juegos son fáciles de realizar, en la escuela o en casa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y sus atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

19 − cuatro =