Problemas de conducta en niños

Comportarse o el “saber estar” es algo que se va cultivando a lo largo del desarrollo. Es algo que los niños les lleva tiempo aprender. Tienen que ir aprendiendo e interiorizando las normas y los límites.

En el desarrollo evolutivo del niño es normal, que en algunas ocasiones, detectemos problemas en su conducta, como comportamientos agresivos, desafiantes, oposición o desobediencia. El problema vendrá cuando estas actitudes perseveren en el tiempo e incrementen su magnitud y frecuencia.

Cuándo es normal y cuándo empiezan los problemas de conducta.

Los problemas de conducta los podemos encontrar en niños de todas las edades. De manera frecuente comienzan en una edad muy temprana.

Podemos ver signos de este comportamiento desde muy temprano. Actitudes que se tomarán como normales y características de la etapa evolutiva en la que se encuentren como:

  • Negarse a hacer lo que los adultos dicen aunque insistan
  • Ser groseros y decir palabrotas
  • Tener rabietas
  • Pegar a otras personas
  • Romper cosas que son importantes para otros

Empezaremos a tomar en serio estos problemas cuando:

  • El niño se comporte con descaro, desobedeciendo y siendo agresivo repetidas veces y lo haga durante algunos meses o más tiempo.
  • Cuando su comportamiento haga que el niño no pueda llevar una vida normal
  • Cuando con su comportamiento rompe de forma grave las normas establecidas. Alcanza un punto más de gravedad que una simple travesura

problemas-de-conducta-en-ninos-tres

Es con este tipo de conductas cuando podemos hablar de trastornos de conducta

Consecuencias de los problemas de conducta

Este tipo de comportamiento hace que haya mucha tensión dentro del entorno familiar. Además trae consecuencias directas en el niño como:

  • El niño se ve a sí mismo con menos valor que los demás y puede tener la sensación de que no hace nada bien.
  • Culpan a los demás de sus dificultades ante los problemas. No saben cómo hacer las cosas por si mismos
  • Son niños con dificultades a la hora de mantener relaciones cordiales y hacer amigos.

El papel de los padres

problemas-de-conduca-en-ninos-dos

Hay veces que los padres inconscientemente hacen cosas que empeoran los problemas de conducta. Un comportamiento que era normal desde el punto de vista de la etapa de desarrollo en la que se encontraba el niño puede evolucionar y tornar en algo más serio debido a la manera que tienen los padres de afrontar esa conducta.

Esto puede ocurrir cuando:

  • Se es demasiado flexible con las normas

Los padres han de mantenerse en sus decisiones. Si dicen “no” lo niños han de aprender que significa “no”. Los padres no pueden ceder ante las presiones de los pequeños para conseguir lo que quieren. Al igual que los niños necesitan saber que sus padres se preocupan por ellos, también deben de entender que existen unas normas y hay que cumplirlas

  • Un padre o una madre prestan muy poca atención a la buena conducta del niño.

Cuando el niño se porta como marcan las normas es ignorado y solo se le presta atención cuando se sale de esas pautas. Si esto sucede durante bastante tiempo el niño aprenderá que solo recibirá atención cuando rompa las normas.

Una intervención en el momento exacto de los padres pueden ayudar a prevenir que estos problemas de conducta evolucionen a trastornos más graves.

También puede ocurrir que los padres se sientan desbordados por la situación y necesiten la ayuda de expertos para solventar el problema.

Psicólogo infantil Borja Quicios

Autor: Borja Quicios

Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Educación y Deporte y Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo.
Autor y fundador del blog DeHijosyPadres.

 

1 comentario en “Problemas de conducta en niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.