nino-no-come-alimentacion

¡Mi niño/a no come!

nino-no-come-alimentacion

Si algo nos agobia a los padres y madres es la alimentación correcta de los/as hijos/as. 

Hay niños/as que son difíciles para comer, bien porque no comen de todo, bien porque comen de forma incorrecta correteando por todos lados o tienen una alimentación tan selectiva que la pensar “¿qué les damos hoy para almorzar?” se convierte en una tortura. 

A continuación, os daremos pautas para fomentar una conducta positiva en la alimentación, pero dependerá de casa caso, cada niño/a, de cómo actúen los/las adultos/as, y en casos de dificultad mayor, deberá ser controlado el proceso o programa para una buena alimentación por un profesional. 

OBSERVAMOS LA ALIMENTACIÓN

En primer lugar, será necesario realizar un registro para ver los alimentos que come, que no come, cuáles son sus preferencias, y ser muy objetivos en cuanto a por qué no comen ciertos alimentos. 

  • Es necesario evaluar primero las dificultades que encontramos para ver por donde empezar:
    • Es necesario observar si tiene intolerancia a algún alimento
    • si alguna textura u olor le provoca rechazo o incluso
    • evaluar cómo actuamos los/las mayores a la hora de la comida (con mamá o papá puede ser diferente al igual que con los/las abuelos/as….) 
    • No nos podemos olvidar de los lugares dónde come y cómo lo hace(abuelos/as, restaurantes, comedor escolar, casa….)
    • Tenemos que estar atentos a la conducta que hace (escupir comida, llora, tira el plato, corre por el salón…).
    • Y el por qué lo hace, porque no le gustan ciertos alimentos o por llamar la atención…

MANOS A LA….MESA

Es el momento de ponernos “manos a la obra” con la intervención en la mejora de su alimentación:

  • Es necesario una dieta equilibrada y saber qué toca a cada edad, es decir, las papillas y los purés están bien cuando inician la alimentación en el primer año de vida, pero ¿y luego?. Más tarde es necesario la alimentación sólida para el desarrollo de dientes e incluso del lenguaje. 
  • Cuando hay problemas de intolerancia o cuando no sabemos qué alimentos deben comer a cada edad, lo mejor será recurrir a pediatras o inlcuso expertos en alimentación como nutricionistas. 
  • Debemos pensar en un OBJETIVO claro. ¿Por dónde voy a empezar? No podemos conseguir que coma verdura y fruta de una forma instantánea y a la vez, ya que conseguiremos frustrar nuestra inteción final. 
  • Tenemos que restringir dónde iniciamos la alimentación, el mejor lugar, será donde se siente tranquilo, con confianza… ¡en casa! En casa siempre es el lugar donde iniciar algo nuevo, es un sitio confortable y donde se siente seguro y podemos controlar las conductas, y así evitar rabietas en la calle que pueden verse reforzadas porque ¡todos/as me miran! Sobre todo si pretende llamar la atención. 

CÓMO LLEVARLO A LA PRÁCTICA

Una vez la observación y organizar cómo lo vamos a hacer, tenemos que iniciar una guía clara de PASOS a seguir, tenemos que tener en cuenta que si queremos cambiar una conducta de nuestro/a hijo/a, los/las adultos/as debemos ser:

  • Sistemáticos y constantes con el plan que queramos llevar a cabo, al principio será dificil pero debemos hacer las cosas siempre de la misma forma y no abandonar el plan.
  • Pedir la colaboración de otros/as familiares (aunque tenemos que entender que los/las abuelitos/as les gusta mimar de vez en cuando, y eso, no es malo), la obligación es de los/las papás y mamás, aunque la ayuda de nuestro alrededor será fundamental.
  • Somos un ESPEJO para nuestros hijos/as, cuidado, si queremos que coma fruta, tendremos que empezar nosotros/as por dar ejemplo ya que no se nos puede olvidar que ellos/as aprenden por imitación y de su entorno más cercano. 
  • Y sobre todo, una tenemos que estar llenos de PACIENCIA infinita y no dejar llevarnos por la desesperación, si eso los profesionales podemos ayudaros. Debemos manter la calma, respirar y no recurrir al castigo o a las amenazas. 
  • Cuando prueben un alimento nuevo, no pretendamos que le encante, sino con que lo prueben muchas veces es suficiente. Poco a poco debe acostumbrarse a ese sabor nuevo. 
  • Podemos ayudar al alimento nuevo, acompañándola de alguno que le guste.
  • CUIDADO con las cantidades. No pretendamos ponerle un cuenco hasta arriba si come poco, debemos ser realistas con lo que puede comer. 
  • Premiar luego con un postre o algo que le guste mucho las primeras veces, puede ser un alimento o actividad. No es necesario comprar regalos materiales, debe aprender que la conducta de comer es necesario para estar sanos y crecer, además de una rutina del día. 
  • No engañarles echando más comida sin que se de cuenta o metiendo alimentos que habíamos metido antes, entonces se negará, debemos ir poco a poco. 
  • No es positivo tampoco forzar físicamente, ni ponerle la misma comida en otros momentos, ya que lo entenderá como un castigo en lugar de que la comida es algo positivo. 
  • El/la niño/a debe saber cómo se come, no basta con decir ¡come bien! ¡siéntate bien!, tendremos que ser más explícitos, ¿qué es sentarse bien?: sentarnos en la mesa, no nos levantamos hasta que el plato está vacio….
  • Cuando salgamos de casa, tendremos que hacer lo mismo, poco a poco pero ganaremos mucho si lo hacemos en casa primero.

Como siempre os decimos, consultar a un profesional siempre es una buena opción. 

Gabinete Crece

Julia Torres Vela – Psicóloga Sanitaria.

María Bravo Pérez – Psicopedagoga y Terapeuta en atención temprana y lenguaje.

Julia y María son las propietarias de Gabinete Crece. Puedes encontrarlas en Facebook e Instagram.

Summary
¡Mi niño/a no come! - Consejos para mejorar su alimentación
Article Name
¡Mi niño/a no come! - Consejos para mejorar su alimentación
Description
Hay niños/as que son difíciles para comer, bien porque no comen de todo, bien porque comen de forma incorrecta o porque tienen una alimentación selectiva.
Author
Publisher Name
BabyRadio
Publisher Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.