Los besos: cuando el niño no quiere darlos

El día 13 de Abril fue el “Día internacional del beso”. Este día se celebra porque hace años y en ese mismo día una pareja tailandesa se dio el beso más largo de la historia que  duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. El día internacional del beso se celebra para recordar a las personas el placer del beso en sí mismo, a diferencia de besarse por mera formalidad.

De hecho, los niños pasan por etapas de su desarrollo en las que dejan de dar besos como reflejo de esta  imposición o costumbre y responden de forma afectiva solo cuando ellos deciden.

De ahí que nos preguntemos….

¿Es bueno o malo obligar a los niños a dar besos?

Según los expertos, obligar a los niños a dar muestras de cariño sin que ellos quieran puede afectar a los pequeños. Como adultos debemos respetar su espacio y sus decisiones. Debemos crear un clima en el que se desarrollen sabiendo que pueden y deben decir NO cuando lo crean necesario.

besos niños

Cada niño lleva un ritmo diferente y debemos respetarlos. Si a nosotros como adultos nadie debería obligarnos a besar o abrazar a alguien cuando no queremos. El mismo respeto hemos de tener con los pequeños. Así, los mayores deberíamos hacer preguntas antes como: “¿Quieres dar un beso a la señora?, ¿Quieres darme un abrazo ahora o mejor después?

Ante estas situaciones los niños se sienten incómodos porque no saludar con un beso puede ser tomado como un signo de mala educación. (O eso cree que pueden pensar los adultos). Por ello, Los niños tienen derecho  a elegir como expresarse y vincularse con los adultos y sus iguales como ellos estimen oportuno.

¿Por qué mi hijo no quiere dar besos?

Cuando un niño no quiere dar besos lo que está haciendo es marcar sus propios límites y eso le protege de ser invadido en su espacio íntimo Además, este rechazo a dar besos puede deberse como una reacción ante diversos factores:

  • No le gusta la persona a la que tiene que besar porque pinche su barba, le parezca serio, no le guste su olor corporal, etc.
  • Sea un recurso para llamar la atención.
  • Como un “castigo” contra sus padres por no responder a lo que se les pide
  • El niño es tímido.

 besos

El rol de los padres

Los padres son los más adecuados para proporcionarles varias opciones a los pequeños. Para ello os proponemos algunos consejos cuando se da la situación en la que el niño no quiere dar besos:

  • Debemos insistir en no obligar.
  • Que haya una comunicación abierta y sincera entre padres e hijos para que estos últimos tengan la confianza de poder transmitir sus preocupaciones, y así encontrar soluciones.
  • Lo padres deben mostrar un equilibrio entre autoridad y cercanía.
  • No dar demasiada importancia a esta situación y ser naturales.

Autor: BorjaAutor Quicios

Licenciado en Psicología con especialidad en Educación por la Universidad Autónoma de Madrid. Máster en Psicomotricidad Vivenciada y Coach educativo. Autor y fundador del blog Padreehijos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.