juegos 2

Juegos ambientales para padres e hijos

A través de los juegos todos hemos aprendido a relacionarnos con nuestro ámbito familiar, social y cultural. El juego, una actividad espontánea y vital, permite divertirnos, relajar el ambiente y crear un clima de confianza.

Esta situación favorece enormemente el proceso de aprendizaje, de asimilación de conceptos, procedimientos y actitudes. Todo esto hace que jugar sea una de las herramientas didácticas más escogida en la Educación Ambiental.

juegos

El juego ambiental se presenta como una herramienta educativa muy valiosa para los padres, pues trasmitir ciertos conceptos se nos antoja complejo: quizás un adulto sepa que hay que ahorrar agua, pero no tendrá las herramientas necesarias para planificar actividades que hagan entender esa problemática a los menores.

Mediante el juego se consigue aumentar la empatía con otras circunstancias personales. Se fomentan valores de cooperación, solidaridad, tolerancia y respeto. En este aspecto, los juegos ambientales pueden ayudar a comprender otros puntos de vista diferentes al nuestro, y a ponernos en situaciones totalmente ajenas a nuestra vida. Por lo que no sólo se fomenta la conciencia y sensibilidad por el medio ambiente, sino que se abren las mentes hacía lo desconocido, permite la reflexión, se promueve el respeto por otras culturas. Es por ello que los juegos ambientales son beneficiosos no sólo para los niños, sino también para los padres.

¿Cómo son los juegos ambientales?

Jugar es un ejercicio de imaginación e improvisación, como guías del juego lo único que debemos tener claro es la finalidad del mismo. El juego ambiental es lo mismo, y la finalidad es clara: sensibilizar para conservar el medio que nos rodea.

Os dejo algunos ejemplos de tipos de juegos ambientales para disfrutar en familia:

Reciclando con arte. Descubre junto a tus hijos todo lo que se puede hacer con “la basura”. El cartón del papel higiénico puede convertirse en un bonito lapicero o podéis hacer una marioneta con una cuchara de madera que ya no utilicéis.

De esta manera vuestros hijos le darán más valor a los objetos, a desarrollar la imaginación y a disfrutar con juguetes que “no van a pilas”.

juegos 2

Existen múltiples libros y blogs dedicados a este arte. Aquí os dejamos el apartado de nuestro Blog Familiar dedicado a las manualidades infantiles.

– Juegos de rol, donde nos ponemos en el lugar de otro. Elegid un país, investigar cómo es su cultura, cómo se visten, qué comen, qué acento tienen… y durante un día probad a comer su comida, a vestir e imitar su acento. Fomentaréis la curiosidad en vuestros hijos y el respeto por otras culturas. Además os lo pasaréis pipa haciendo teatro.

Juegos de sensibilización. ¡Dejad que los sentidos se liberen! En el balcón de casa o en la ventana, debéis cerrar los ojos y levantar una mano. Ir levantando un dedo cada vez que escuchéis un ruido diferente: coches, un vecino, una moto…. Aprovechad un día que vayáis a la playa, al campo o a alguna zona tranquila y repetid el experimento, ¿qué escucha tu hijo ahora? Pájaros, el viento, el mar… ¿Pregúntale qué le gusta más? Le enseñaréis a disfrutar del entorno, y algo que se ama se cuida con más interés.

¡Aprendemos a ser responsables y consecuentes con nuestro mundo, y lo hacemos jugando como niños!

Os invito a compartir vuestras experiencias, contadnos con que juegos ambientales habéis disfrutado más.

Miriám Navarro Díaz

Educadora Ambiental.

@mnavdia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.