20201129_171206

El cesto de los tesoros

A veces es difícil encontrar juegos y actividades de estimulación para los menores de 1 año. Hoy os presentamos El cesto de los tesoros, una propuesta de juego que originariamente fue creada por Elinor Goldschmied, y que aparece descrita con detalle en un capítulo de su libro La Educación Infantil de 0 a 3 años, editorial Morata.

Con el paso del tiempo y especialmente en los últimos años, el cesto de los tesoros se ha adaptado, se le han añadido o variado aspectos que lo enriquecen, que buscan responder a las necesidades de los niños.

¿Qué es el cesto de los tesoros?

Es un juego de exploración sensorial que consiste en un cesto en el que se incorporan diferentes objetos del entorno del niño para que experimenten.

Juego cesta de los tesoros

¿Para qué edad está recomendada?

El cesto de los tesoros se puede presentar desde el momento en que los bebés, ya permanecen sentados por sí mismos. Es decir, no forzaremos a los niños a estar sentados, ni poniendo cojines a su alrededor ni sentándolos en artilugios varios.

¿Hasta que momento se puede presentar? Hasta que el niño empieza a desplazarse (gatear, rodar,…).

Debemos de ser cautos porque en algunos artículos, publicaciones,… se habla de edades muy concretas (por ejemplo de 6 a 9 meses). Esto es muy orientativo, dado que cada niño sigue su propio ritmo evolutivo y hay algunos que a los 8 meses no son capaces de mantenerse sentados por sí mismos y otros sí.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que siguiendo a Pickler con el movimiento libre, no debemos de forzar a ningún niño a estar sentado. Sino que dejando al niño desde la posición de tumbado en el suelo, el niño explore sus posibilidades de movimiento y llegado el momento logre estar sentado por sí mismo.

¿Cómo debe ser la cesta?

Siguiendo a Elinor, establece que el cesto tiene que ser de 35 cm de diámetro y 10-12 cm de altura, como mínimo. Es fundamental que tenga la base plana, sin asa y que sea fuerte para que la niña se apoye y no vuelque debe ser de paredes verticales y estar hecho de algún material, no de plástico. Añado que es importante que no tengan tapa.
Las cestas que mejor funcionan son las de yute o mimbre. Aunque se pueden explorar otro materiales como el trapillo.

Algunas veces me he encontrado con niñas y niños que al ver la cesta llena de objetos, les resulta poco estimulante. Por eso a veces conviene repartirlos en varias cestas o dividirlas por temáticas o materiales. También puede ser interesante en algún momento eliminar la cesta y esparcir los objetos por el espacio para que lo exploren.

¿Qué materiales podemos incluir?

En la versión de Elinor Goldschmied, usaba un cesto con 50 objetos. Yo aconsejo usar muchos menos y en función del tamaño de la cesta. Los objetos se tienen que ver a golpe de vista.

Los materiales que se incorporen:

  • Deben no ser de plástico.
  • No incorporaremos objetos con pilas.
  • Evitaremos incluir juguetes comprados.
  • Materiales adaptados a las manos de los niños.
  • Cumplan las normas de seguridad: No tengan cantos, no sean afilados, nada de objetos pequeños. En caso de que dudemos de la seguridad de un objeto desecharla.
  • Se ofrecerá aquellos que ofrezcan una variada riqueza sensorial (gusto, tacto,…) y se ofrecerán objetos que están en el día a día de los niños, en su entorno, y tienen que ser naturales.
  • Algunas ideas de materiales recogidos por Elinor Goldschmied en su obra La educación infantil de 0 a 3 años:
Cesta juego de los tesoros

¿Qué aporta, al niño, el cesto de los tesoros?

  • Desarrollo sensorial: experimentación a través de los sentidos. Constituye la base de la percepción y del desarrollo cognitivo. Por eso los materiales que se emplean deben ofrecer una riqueza de estímulos (sonoros, gustativos,…).
  • Desarrollo de la motricidad fina y gruesa. Cobra especial importancia la coordinación óculo-manual.
  • Desarrollo de la capacidad de experimentación y exploración.
  • Aprende a tomar decisiones al seleccionar objetos (esto es clave para el desarrollo del pensamiento lógicomatemático y para convertirse en un miembro activo de la sociedad en la que le toca vivir).

¿Cuál debe ser el papel del adulto?

El adulto tiene que estar cerca y estar presente porque da seguridad a los niños, pero no debe de ser un ser activo (es decir no debe agarrar un juguete y dárselo, ni estar continuamente hablándole). Por supuesto, nunca interrumpir el juego del niño.
El adulto no es un animador ni un coach. Es el niño el que decide, el que experimenta,.. Nuestro rol es el de dar seguridad, supervisar e intervenir en caso de riesgo.

Cesta juego de los tesoros

¿Cuánto tiempo dura una sesión?

A veces a los niños no les interesará nuestra propuesta y por lo tanto es algo que debemos de respetar y aplazar la propuesta para otro momento más idóneo.
Unas veces estarán 40 minutos explorando un mismo objeto. Otras 10 minutos y sacan todos los objetos. Es decir es el propio niño el que debe de marcar el tiempo, no debemos forzarlo.

Algunas variaciones:

  • Cestos temáticos:
    Se trata de cestos en los que se incorporan objetos relacionados con un tema, por ejemplo el cesto de la naturaleza (incorpora piñas, hojas,…), el cesto sonoro (objetos que suenen, instrumentos musicales,…).
    También se puede presentar un único material, por ejemplo el cesto del metal (incorporamos flaneras, cucharas,…).
  • Varios cestos:
    Cuando empiezan a desplazarse, es importante incorporar varios cestos o un cesto y un par de botes de metal. Porque a esta edad el interés suele estar en sacar de un lado para meter en otro (se inician los trasvases).

¿Os animáis a elaborar vuestro cesto de los tesoros?

Isabel Serén

Renacuajos Infantil

Fuentes:
La educación infantil de 0 a 3 años, de Elinor Goldschmied y Sonia Jackson. Editorial Morata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.