niño aprendiendo idiomas

Factores sobre la educación bilingüe temprana

niño aprendiendo idiomas

Al hablar de la educación bilingüe y los beneficios de aprender inglés desde pequeños, solemos enfocarlo desde un punto de vista cultural y social. Sin embargo, desconocemos muchos factores relacionados con características que nos dota la propia biología, que nos ayudan en el desarrollo del lenguaje extranjero.

 

¿Sabías que…hasta los 4 meses de edad el cerebro de los niños es capaz de registrar todos los sonidos imaginables?

El mapa fonológico se hace muy temprano, por lo que para la fonología importa realmente la edad a la que se aprende el idioma. Los bebés nacen preparados para aprender cualquier lengua y son capaces de apreciar las diferencias fonéticas entre ellas, pero en el primer año es cuando mejor se aprecian los fonemas. De hecho, a partir de los 5 meses, la habilidad para registrar sonidos empieza a decaer.

 

¿Sabías que…en el lado izquierdo del cerebro es donde se localizan las funciones del lenguaje?

En niños bilingües hay una mayor densidad de materia gris en esta área del cerebro. Realmente hay una diferencia entre aprender dos idiomas desde que nacemos o hacerlo más tarde; el cerebro almacena los idiomas y los interconecta de forma muy distinta.

 

¿Sabías que…el niño expuesto a dos idiomas desde su nacimiento activa únicamente esta zona del cerebro, sin necesidad de traducir?

Estos niños activan al hablar en cada uno de los idiomas la misma zona del cerebro –como si fuese dos monolingües en un cerebro- mientras que los que han aprendido más tarde una segunda lengua activan zonas distintas. Los bilingües precoces no traducen, no necesitan una lengua para funcionar con la otra: son capaces de activarlas simultáneamente o independientemente.

 

¿Sabías que…los bilingües tempranos tienen entrenadas capacidades cognitivas no lingüísticas?

Entre ellas encontramos:

  • Mayor capacidad multitarea: capacidades más desarrolladas en las funciones ejecutivas, que sirven para adaptarse a los cambios de tareas variadas.
  • Mejor atención selectiva: utilizar dos lenguas proporciona un entrenamiento mental, especialmente para capacidades que tienen que ver con el control atencional, es decir, con ignorar la información que no es relevante para lo que uno hace.
  • Mayor flexibilidad mental: capacidad para encontrar distintas soluciones al mismo problema, relacionado también con el desarrollo de la creatividad.
  • Más facilidad para aprender otras lenguas: al haber estado expuestos a más de una lengua de forma temprana, son capaces de reconocer las diferencias en estructuras y sonidos; además, al haber aprendido varios idiomas y saber trabajarlos, el aprendizaje será más llevadero y eficiente.

 

Resuelve todas las dudas sobre bilingüismo con esta infografía realizada por Lingokids, la app de aprendizaje de inglés para niños de 2 a 8 años más descargada del mundo.

 

Marieta ViedmaMarieta Viedma es una apasionada del aprendizaje de idiomas y de la educación en las primeras etapas del desarrollo infantil. Es cofundadora de Lingokids, la mayor plataforma móvil de aprendizaje de idiomas para niños de entre 2 y 6 años.

1 thought on “Factores sobre la educación bilingüe temprana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.