empatía

La empatía empieza por enseñarles qué sienten

Hoy os contamos en el Blog de Babyradio la importancia de la empatía en la educación en valores de los niños. Pero para hacerlo, es importante predicar con el ejemplo: para que los niños sean empáticos, que sepan ponerse en el lugar de los demás, y futuras personas empáticas, como padres tenemos que aprender a ponernos en el lugar de los niños.

Somos los que cubrimos las necesidades afectivas de nuestros hijos y les acompañamos, no solo a expresar los propios sentimientos, sino también, a descubrir y comprender los de los demás. Si los padres no saben mostrar afecto y comprender lo que sienten y necesitan sus hijos, estos no aprenderán a expresar emociones propias y por consiguiente, no sabrán interpretar y sentir las ajenas.

empatía 2

Entre los errores que solemos cometer con más frecuencia a la hora de relacionarnos con los demás están esa tendencia a quitarle importancia a lo que le preocupa al otro e intentar ridiculizar sus sentimientos;  bien ante el dolor del otro no somos capaces de sostener lo que nos despierta en nuestro interior, empezamos a quitar importancia o a contar anécdotas nuestras y no estamos en escucha activa, serena y para el otro porque nos duele. Escuchar con prejuicios y dejar que nuestras ideas y creencias influyan a la hora de interpretar lo que les ocurre; juzgar y acudir a frases del tipo, eso no es nada, no te preocupes… no es  sentir compasión.

Ponerse como ejemplo por haber pasado por las mismas experiencias; intentar animar sin más, con frases como «ánimo, en esta vida todo se supera»; dar la razón y seguir la corriente… Todo esto, lo único que hace es bloquear la comunicación e impedir que se produzca una buena relación basada en la empatía.

empatía 3

Es en el segundo año de vida, cuando se desarrolla el derecho a sentir, nuestro segundo chacra empieza a desarrollarse, entonces  depende de nuestra experiencia en la infancia que vamos bloqueando nuestro derecho a sentir. Cuando el niño se ríe a carcajadas, y le riñen le bloqueamos este derecho; cuando se enfada igual,y  no nos damos cuenta que no fuimos educados emocionalmente , nos enseñaron a expresar nuestras emociones, tenemos derecho a sentir, y la más importante es que nuestro sentir se exprese de la forma correcta.

Cuando aceptamos nuestro derecho a tener rabia, a estar enfadados por algo, lo hacemos de forma más sana que cuando intentamos reprimir y no aceptar nuestro enfado.¿como educar emocionalmente? Hoy está muy de moda la inteligencia emocional y nos es más que saber reconocer nuestras emociones y nuestro derecho a sentir y expresarlas de forma asertiva, es decir respetándonos a nosotros mismos y al otro. Eso es la empatía.

¿Cómo hacerlo? Si el niño le da golpes a los juguetes porque está furioso, la madre o el padre pueden, primero, validarle el sentimiento y luego enseñarle qué se puede hacer. Para lo primero basta con decirle al pequeño frases como: “Veo que estás muy furioso. Sí, estas enfadado, entiendo tu sentimiento”.  Y seguidamente enseñarle a expresarlos en la compañía y comprensión de su emoción, que el niño vea que es lícito lo que siente, que no hay represión y no tendrá la necesidad de descargar su frustración dando golpes…. ni de otras formas.

empatía

La empatía puede ser el medio que, dejando de lado por un instante nuestra percepción del problema, nos ayudará a intentar sumergirnos de verdad en los sentimientos de nuestro hijo, a conectar con él y con el torrente emocional que se le ha despertado dentro. Sólo así podremos ser capaces de comprender realmente qué es lo que le sucede, al margen de que estemos o no de acuerdo o de que aprobemos o no sus acciones. Después ya resolveremos lo que haya que resolver, primero hemos de ser capaces de sentir como él siente, de ponernos en su lugar e intentar comprender por qué ha actuado o ha hablado como lo ha hecho. Sólo así podremos disolver nuestro enfado y abrir de nuevo la puerta de la comunicación.

Tenemos unas expectativas altas de lo que esperamos de nuestros hijos en lo que se refiere a la responsabilidad y la consideración hacia los demás. Sobre todo en los momentos en los que las relaciones con los hijos se hacen difíciles. En cualquier situación de conflicto suele haber dos partes y dos puntos de vista. El enfrentamiento entre las partes a menudo lleva a la tensión y a la ruptura, aunque sea momentánea, de la relación. Solemos avergonzarnos del comportamiento de nuestro hijo o de contestaciones sobre todo si lo hace delante de otras personas, porque a nuestros ojos no dan la talla, no es el hijo perfecto que todos esperan y  nos juzgamos  como padres a través de cómo ellos son vistos. Empecemos a aprender a ser padres: no nos enseñaron a gestionar las emociones y ahora estamos en una oportunidad de embarcamos en la inteligencia emocional para padres la cual beneficia tanto a padres  como a familia.

foto curriculum

Ana Chico Lozano es Terapeuta Psicoproyectiva, especializada en desarrollar  la adecuada utilización de los tres tipos de pensamientos humanos, la inteligencia racional, la emocional y la exploratoria. Forma parte del equipo profesional de Cuidado Emocional.

 

2 thoughts on “La empatía empieza por enseñarles qué sienten

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.