el huerto como herramienta terapeutica 2

El huerto como herramienta terapéutica

El huerto como herramienta terapéutica, conocido como Terapia Hortícola, se utiliza en países de todo el mundo obteniendo grandes resultados en el trabajo con personas con necesidades especiales.

Las iniciativas realizadas se han llevado a la práctica principalmente en centros educativos, cívicos u hospitales bajo la supervisión de un terapeuta profesional. Pero estos beneficios también pueden trabajarse a nivel individual desde un huerto familiar.

el huerto como herramienta terapéutica

Al trabajar con tu pequeñ@ en el huerto le ayudas a:

1. Mejorar su proceso cognitivo. Estimulamos su memoria y su capacidad para relacionar conceptos. Un ejemplo: a veces es complejo que relacionen que los tomates que comen crecen en la tierra, pero si participan en el proceso de plantación, crecimiento y recolección del tomate y además luego ayudan a papá y mamá a cocinarlos, entenderán mejor cómo funciona el mundo que les rodea.

2. Mejorar su concentración. El trabajo manual que realizarán en el huerto, la tranquilidad que aporta un entorno no estresante, no exigente, silencioso… les ayudará no sólo a mejorar su concentración en el trabajo, sino a relajarse.

3. Aumentar su autoestima. A veces los nin@s con necesidades especiales se sienten infravalorados, marginados para el trabajo. Trabajar en el huerto les puede traer satisfacción ya que su esfuerzo tiene un resultado tangible: proporcionar comida que luego alimentará a toda la familia. Es muy importante que toda familia le comunique su agradecimiento por esta importante labor social.

4. Adquirir independencia y autonomía. Ayúdale a trabajar, pero permite que sea el niñ@ quien cuide de su huerto. En esta terapia es muy importante que sea el niñ@ el que tome las decisiones, que aprenda a equivocarse y si muere una planta es un buen momento para que los adultos le expliquéis el ciclo natural de la vida.

5. Mejorar su motricidad. Trabajar en el huerto supone aprender a utilizar las herramientas y esto mejorará su motricidad y coordinación.

el huerto como herramienta terapeutica 2

Aunque la Terapia Hortícola está pensada para mejorar la calidad de vida de las personas con necesidades especiales, visto los beneficios que tiene resulta maravillosamente útil para ayudar a tod@s los niñ@s en su proceso de crecimiento personal. Por todo ello, os animo a implantar un huerto en casa. ¡Veréis como se convertirá en una terapia para toda la familia! Y si no tenéis espacio suficiente podéis plantar especias en maceteros y colocarlos por las ventanas.

Miriam Navarro Díaz.

Educadora socioambiental.

@mnavdia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.