educacion ambiental

Educación ambiental para el cuarto del bebé

La educación ambiental va más allá de las enseñanzas que podamos trasmitir a nuestros hijos. La educación ambiental es también un sentimiento, una actitud ante la vida, una elección que tomamos y que se refleja en todas nuestras decisiones, desde las más cotidianas hasta las más relevantes. Y nada nos parece tan importante como el momento en el que decidimos tener un hijo.

Cuando optamos por una crianza ecológica y natural, estamos incluyendo en ella ciertos valores que priman la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente. Es importante que este proceso empiece desde el embarazo. Es en dicha etapa cuando empezamos a pensar y organizar cuestiones fundamentales para nuestro bebé. Entre otras, la decoración de su cuarto, pues será el espacio donde creceréis juntos.

educacion ambiental

Si deseas diseñar una habitación lo más saludable posible para tu bebé y el medioambiente, te indicamos algunas recomendaciones:

  • Elige muebles sostenibles. Si tienes que comprar muebles para el bebé puedes optar por muebles ecológicos. Éstos no sólo son más respetuosos con el medioambiente, sino que son más saludables para el bebé porque están hechos en madera maciza prensada y no contienen formaldehído o adhesivos sintéticos. Si además poseen el certificado FSC, te garantiza que su madera procede de un bosque gestionado de forma sostenible.También puedes optar por materiales biodegradables, como el bambú o incluso el cartón. Te sorprendería lo resistente y duradera que puede llegar a ser una cuna de cartón.Y si eres un poco manitas, restaura muebles viejos. Reutilizar el mobiliario es lo más ecológico a lo que puedes optar y además te ahorrarás un buen dinero. En la web puedes encontrar muchos trucos, como forrar muebles viejos con papel decorativo infantil o utilizar las cajas de cartón de los pack de ahorro de pañales como organizador para su ropita.
  • Opta por tejidos de algodón orgánico. Si las sábanas y toallas son de algodón orgánico estarás asegurando no sólo la conservación del planeta sino también la salud de tu bebé, pues estos tejidos no tienen compuestos tóxicos. ¿Sabías que en la producción convencional del algodón se utiliza el 24% de los pesticidas y fertilizantes químicos del mundo?
  • Aísla ventanas y puertas. Con ello tendrás una habitación energéticamente eficiente, evitando pérdidas de calor y frío. Ahorrarás en la factura de la luz y estaréis más confortables en la habitación.
  • Purifica el aire con plantas. Las plantas purifican y revitalizan el aire, pues las hojas absorben diversos contaminantes químicos que transforman en su propio alimento. Además le darán un toque muy hermoso a la habitación y despertarás el interés de tu hijo por la naturaleza.
  • Utiliza pinturas ecológicas. Si vas a pintar las paredes, debes saber que las pinturas convencionales llevan compuestos tóxicos. En cambio, las pinturas ecológicas están elaboradas con materias primas naturales de origen vegetal y/o mineral, no contaminan en su producción y son aptas para personas con problemas de alergias.
  • Ilumina con bajo consumo. Aprovecha todo lo que puedas la luz natural, pero si no es posible opta por luminarias de bajo consumo. Éstas consumen menos energía, son reciclables y evitando el uso de bombillas convencionales luchas contra el Cambio Climático.

Espero que te hayan gustado estos consejos y recuerda: Si vamos a hacer un nido, ¡hagámoslo lo más natural posible!

Miriam Navarro Díaz

Educadora Ambiental. Especializada en Formación y Sensibilización Socioambiental, proyectos de participación, dinamización e intervención social.

@mnavdia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.