Cuidado con el calor

Estamos viviendo unos días de verano en primavera y es importante protegerse del calor, del sol y de sus efectos. Es vital exponerse de manera consecuente y prudente, sobre todo los pequeños y mayores. Si bien el sol, tomado con precaución, es beneficioso para metabolizar la vitamina D, también es cierto que ante el calor hay que tomar medidas y cambiar una serie de hábitos, además de la ropa de los armarios.

Por eso, os dejamos algunos consejos:

¿Cómo afecta el calor a nuestra salud?

Los días de calor intenso obligan al cuerpo humano a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal: se suda más, nuestras venas se dilatan…

calor

Este esfuerzo es mayor cuando llega el primer calor fuerte, porque el cuerpo aún no está acostumbrado a las altas temperaturas. También hay que estar alerta cuando el calor continúa durante varios días o si los días y las noches son calientes, o cuando hay mucha humedad y no hay viento.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestra salud?.

Los problemas de salud asociados a las altas temperaturas pueden evitarse con medidas muy sencillas:

  • Bebe mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed , salvo si hay contraindicación médica. Evite las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.
  • En los días de intenso calor busca lugares frescos , a la sombra y si es posible pase al menos dos horas en algún lugar climatizado. Toma una ducha o un baño fresco.
  • Baja las persianas evitando que el sol entre directamente . No abras las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta. Evita usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas.
  • Es hora de cambiar los menús. Opta ya por comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).

Además, el calor no afecta a todas las personas por igual, algunas tienen más riesgo, como las personas mayores que está enfermas, las personas con sobrepeso o los niños menores de 4 años.

calor dos

El calor en los bebés y niños de hasta 4 años

Asegúrate de que beben mucho líquido, vístelos con ropa clara y ligera y no los dejes nunca solos en automóviles al sol o con las ventanas cerradas.

  • Si tienes que salir, procura estar a la sombra, usa ropa ligera y de color claro, y protégete del sol. Si tienes un bebé, llévalo resguardado del sol.
  • Una práctica muy común es tapar el carrito del bebé con un trapito o gasa, bien para que no le de el sol, bien para que duerma. No lo hagas:  el trapo contribuye a aumentar la temperatura en el interior del cochecito,
  • Evita las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si las actividades son intensas. Es decir, olvídate del parque hasta que baje el sol o el calor.

¿Qué problemas puede producir el calor y cómo debemos actuar?

calor tres

El calor puede producir irritaciones en la piel. En los bebés, es muy común que aparezca la dermatitis del pañal, También un golpe de calor puede provocar calambres hasta un aumento de temperatura tal, que puede llevarnos incluso a la muerte si no recibimos atención médica urgente.

Nuestro organismo está compuesto de un 60% de agua. La pérdida de agua y sales minerales por el sudor, si no se repone, produce síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

Cómo reconocer los síntomas

Quemaduras solares: se producen por el sol directo sobre la piel aunque el día no sea muy caluroso. Deben evitarse, estando menos tiempo al sol y usando cremas de protección. Cabe recordar que l exposición al sol es una de las causas más importantes del cáncer de piel.

Calambres musculares (en piernas, abdomen o brazos):Se producen sobre todo si se suda mucho durante una actividad física intensa. Se debe parar toda actividad física y descansar en un sitio fresco, beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua, y si los calambres se prolongan durante más de una hora, acudir al médico.

Agotamiento por calor: Ocurre después de varios días de calor. La sudoración excesiva reduce los fluidos corporales y la restauración de las sales. Los síntomas son debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo… Se debe descansar en un lugar fresco, rehidratarse con zumos o bebidas deportivas diluidas en agua y consultar al médico.

Golpe de calor: Se trata de uno de los estados más graves. El cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40,6 grados centígrados Los síntomas principales son calor, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia. Se debe llamar a Urgencias y mientras se espera, enfriar el cuerpo, estar en una habitación oscura, poner paños de agua fría sobre el cuerpo o darse un baño o ducha fría. Sin ayuda médica urgente, un golpe de calor puede ser fatal.

Esperamos que os ayuden estos consejos y que os sean útiles de cara a estos meses.

Editorial Babyradio

2 comentarios en “Cuidado con el calor

  1. Buenas, He visto este sistema para lavar a mi padre en la misma cama, sin tener que utilizar las esponjas y cacharros super incomodos, queria saber si alguien lo ha probado y es efectivo, me gustaria hacer la inversión pero no quiero que resulte ser ineficaz. Alguien lo ha probado? http://www.ducha-en-cama.com/ gracias de antemano, saludos y un beso

    1. ¡Hola, Ana!
      Muchas gracias por tu comentario :).

      Sentimos no poder ayudarte con tu duda, ya que no conocemos este sistema ni conocemos a nadie que lo haya probado.
      Mucha suerte en tu búsqueda.

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.