Alimentación sana para la vuelta al cole

Hoy vamos a hablar de una alimentación sana para la vuelta al cole. Una vez que han terminado las vacaciones, y con ellas, los malos hábitos alimentarios, el picoteo entre horas, el trasnochar… toca volver a la rutina diaria.

Tenemos la obligación de volver a reeducar nuestro cuerpo con unas pautas sanas a través de una alimentación saludable y equilibrada, una práctica regular de actividad física y un descanso adecuado. Todo ello lo recomiendan desde la Asociación Española de Pediatría.

Esa vuelta a la normalidad hay que hacerla de forma progresiva para no producir trastornos en los niños/as, ya que debemos organizar horarios de comidas y descanso adecuados a los horarios escolares. Además tenemos que tener en cuenta que es importante programar un horario en el que demos cabida a una actividad física regular durante las tardes.

Una alimentación sana y equilibrada

Para el desarrollo, tanto físico como mental de las personas, es imprescindible una alimentación sana y equilibrada dividida en cinco comidas al día: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, evitando así el picoteo entre horas. Entre las cinco comidas, diariamente, debemos consumir al menos cinco raciones de frutas y hortalizas, lácteos bajo en grasa, derivados integrales de los cereales (pan, pasta, arroz,…), carnes, pescados, huevos, aceite de oliva y mucha agua. Debemos evitar el consumo habitual de productos ricos en grasas saturadas y azúcar añadido como la bollería, las frituras precocinadas, los refrescos, la comida rápida.

Debo realizar ejercicio físico regularmente

Es importante que desde edades tempranas los niños/as comiencen a practicar algún tipo de actividad física, ya que no sólo tendrán una vida más saludable, sino que además conseguirán desarrollar diferentes habilidades motrices, e irán adquiriendo valores del propio deporte como educación, respeto, responsabilidad, convivencia, cooperación.

alimentación-sana-para-la-vuelta-al-cole-2

Por otro lado, un estudio norteamericano nos muestra como los sujetos que realizan regularmente alguna práctica deportiva, han aumentado su desarrollo mental, consiguiendo así mejores notas académicas.

Tiempo para el descanso y la tarea

Es fundamental que cumplamos con los horarios de descanso ya que de lo contrario el cuerpo no rendirá de la mejor forma posible. Es recomendable que los niños/as duerman entre 8-10 horas diarias.

A pesar de la importancia de la actividad física, no hay que olvidar que parte del hueco de la tarde la tendremos que dedicar a realizar las actividades del colegio, ya que son sus obligaciones como alumnos/as.

Aquí es donde entre en juego el papel de los padres, ya que deben organizar y distribuir todos los horarios y actividades de las que vengo hablando. No debemos masificar las tardes de nuestros hijos con muchas actividades complementarias y saber priorizar y tomar decisiones de cuáles son las que necesita mi hijo, ya que el tiempo para la tarea y el descanso es fundamental.

Hay que tener en cuenta que los niños son el reflejo de los adultos y lo imitan todo, por ello es fundamental el comportamiento de los padres y los hábitos que les inculcamos desde pequeño a nuestros hijos, tanto en estilos de vida y actividades deportivas como en los hábitos de alimentación.

¡Debemos ser el espejo donde se miren nuestros hijos y dar ejemplo de todo!

Alberto Nieto (Experto en Actividad Física y Nutrición)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.