juegos para practicar inglés

Juegos divertidos para practicar inglés

practicar inglés

Hay días en los que los niños no están receptivos para aprender inglés. Se sienten cansados, desmotivados o, simplemente, tienen ganas de jugar. Existen cientos de alternativas entretenidas para que los pequeños practiquen este idioma sin que tengan la sensación de estar en una clase teórica, sólo pasándoselo bien.
A través del juego es posible practicar inglés. Es más, podemos asegurar que es la mejor manera de aprenderlo y en el que la inspiración, motivación y diversión van unidos al aprendizaje. A continuación, os proponemos una serie de juegos muy divertidos que podéis practicar en casa con los niños. Algunos son individuales, otros para jugar en parejas o en grupo.

SCRABBLE

juegos para practicar inglés

Scrabble es un juego de tablero donde las personas suman puntos al colocar piezas con letras e ir formando palabras. Cada jugador tiene 7 piezas por turno. Hay letras menos comunes en inglés como la k, y o la z que suman más puntos si consigues construir palabras. Puedes formar nuevas palabras agregando letras a vocablos que ya estén en el tablero, lo cual es una excelente manera de practicar prefijos y sufijos, como -ing y un-.
El principal beneficio de jugar al Scrabble es el aprendizaje y mejora de vocabulario, pues no sólo se practica la gramática y la ortografía, sino también el significado, la descripción y, con ello, la pronunciación.
Otro beneficio es mejorar el pensamiento estratégico, al hacer que el jugador deba pensar cuál es la mejor forma de crear una palabra y de insertarla en el tablero obteniendo la mayor cantidad de puntos posible.

CHARADES – ¡Dígalo con mímica!

Cada jugador coge una carta en la que viene escrita el nombre de un libro, película, serie, canción, palabra, frase o acción que tiene que representar. El desafío está en que no puede hablar ni hacer ruidos, sólo hacer mímica.
Es un buen juego para mejorar la comprensión de palabras o situaciones en inglés, así como para mejorar la comunicación con los demás. Al descubrir la palabra que le ha tocado representar, tiene que pensar bien cuál es la mejor manera de hacerlo y esforzarse para que sus compañeros la descubran.
Este tipo de juegos son ideales para practicar inglés, además aumenta la creatividad, fortalece las habilidades sociales y fomenta el trabajo en equipo.

GUESS WHO? – Quién es quién

juegos para hablar inglésCada jugador tiene un número de personajes (ficticios o reales) entre los cuales elige uno de ellos en secreto. Los demás tienen que hacerle preguntas para tratar de adivinar quién es su personaje. En el juego clásico, las respuestas sólo pueden ser de “sí o no”, por lo que los que preguntan deben esforzarse en pensar bien el qué y cómo van a preguntar para descubrir lo máximo posible en menos tiempo. En sus variantes se pueden elegir múltiples maneras de jugar, para añadir dificultad o emoción.

Se pueden hacer preguntas de todo tipo, desde cómo es el personaje físicamente (color de ojos, altura, rasgos…), cómo es su personalidad, cuáles son sus aficiones, etc.

Se trata de un juego muy completo y eficar para practicar inglés con el que los niños aprenden de un modo lúdico y divertido a ampliar su léxico descriptivo. Además es beneficioso para mejorar la comunicación y el lenguaje, así como las funciones ejecutivas de atención y memoria.

SIMON SAYS – Simón dice…

Se escoge un jugador que será “Simon” y al que le tocará pensar acciones para que se vayan realizando. Para ello, siempre tiene que empezar diciendo “Simon Says…” seguido de la acción que quiera. Por ejemplo “Simon Says… tocarse los dedos del pie” y todos los jugadores deben copiar la acción.

Si Simon dice una acción sin la frase “Simon Says” entonces los niños no deben hacer la acción. Si la hacen sin que Simón diga “Simon Says” se quedan fuera del juego. Por lo tanto, hay que estar atentos y que no te pille por sorpresa.
Este juego es ideal para practicar inglés, ya que aporta imaginación y creatividad a los niños, mejora del vocabulario y la forma de pensar situaciones en inglés, pronunciación, expresión oral y comprensión auditiva.
Además, como hay que estar atento para no quedar descalificado, se desarrollará la atención y percepción visual.

Como hemos visto son juegos sencillos que pueden hacerse tanto en casa como en la escuela. Son buenos recursos para que participen pocas o muchas personas. Jugando los niños se olvidan de que están “estudiando” o practicando inglés -que a veces lo relacionan con una obligación o aburrimiento- y se meten más en el papel. Como están concentrados pasándolo bien y el juego se realiza todo en inglés, acaban pensando y expresándose en  inglés más y mejor de lo que esperaban. Como hemos visto, además de practicar y aprender un idioma, se adquieren y desarrollan muchas otras habilidades como la atención, expresión oral, creatividad, etc.

En vez de decir que vamos a estudiar inglés, digamos… ¡a jugar!

Confundadora de LingokidsMarieta Viedma es una apasionada del aprendizaje de idiomas y de la educación en las primeras etapas del desarrollo infantil. Es cofundadora de Lingokids, la mayor plataforma móvil de aprendizaje de idiomas para niños de entre 2 y 6 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *